*

Más Deco

Departamento, espacio, Ricardo Bruna, diseño, deco, coleción de arte, arte, Barrio El Golf

Vivir con arte

Recorrer el departamento de Ricardo Bruna es como circular por una pequeña galería de arte. La colección de más de 40 artistas desplegados en un penúltimo piso con vista al Club de Golf, fue el motivo principal que nos llevó a escogerlo para mostrárselos en estas páginas.


Al traspasar la puerta de entrada nos enfrentamos de inmediato con una obra de cielo a piso del destacado artista y cineasta Joaquín Cociña. La obra parece ser el aperitivo de lo que será el resto del menú. Una mini colección de arte como la define su dueño, que ha ido creciendo con el tiempo en su interés y gusto por esta disciplina.

El escenario es clave también en este circuito. Penultimo piso en uno de los edificios barco del arquitecto Borja Huidobro. De día se disfruta la vista a los jardines del Club de Golf y de noche se domina el movimiento urbano. Ricardo cuenta que el inmueble lo compró hace cinco años como inversión y hasta hace dos años  lo arrendaba. En ese entonces vivía en otro departamento en Vitacura más chico y cuando se fue el arrendatario decidió tomar posesión. Generosas paredes y mucha luminosidad resultaban perfectas para dar cabida a la cantidad de obras, que en el anterior departamento algunas ya comenzaban a deambular por el suelo.
Junto con hacer un refresh de pintura, con la ayuda del arquitecto Diego Espinoza, remodeló por completo la cocina transformándola en un lugar muy vivo. “Se diseñó pensando en que no pareciera una cocina, sino un lugar donde estar. Es el espacio que más ocupo. Todos los carretes empiezan y terminan acá”, confiesa.

Ricardo Bruna es representante de Jack Daniels para Latam. Por lo mismo, le toca viajar mucho y si bien cuenta con una oficina, trabaja mucho desde la casa. “Por eso me gusta vivir cada uno de los espacios y que no sean netamente funcionales”.
Sobre el valor que le asigna a vivir con arte, el ingeniero cuenta que su interés y conocimiento se intensificó cuando trabajó por diez años con una marca de alcohol muy relacionada con el arte.  “Ahí comencé a meterme mucho en el mundo y tener contacto con los artistas”, cuenta.
Entre las varias historias de cómo han llegado los distintos elementos que componen la ambientación de este lugar, su dueño nos cuenta sobre el cuadro de Germán Tagle, que cubre uno de los muros del living. “En el departamento que vivía antes, al frente había una casa taller de artistas, que metían mucho ruido y un día me decidí ir a visitarlos para reclamarles. Cuando entré… vi el cuadro, me enamoré y se lo compré. Y ahora somos bien amigos”, cuenta.

¿Cuál es tu obra más importante?
Mi primera obra importante es una de Marco Maggi, artista uruguayo. La obra consiste en 64 marcos de diapositivas, donde se reemplazaron los film por aluminio, donde el artista dibuja mediante relieve resultando una obra muy limpia pero con mucha información en cada diapositiva. La compré en la primera Feria ChACO en 2009. Esta obra ha sido inspiracional para adquirir obras de Cata Bahuer que usa la misma técnica.
 
¿Y tu obra favorita?
Todas! Un dibujo de un rostro de gran formato, dibujado al carbón sobre papel, de Joaquín Cociña. Una escena en porcelana, de Francisca Valdivieso, que está en el mesón central en la cocina, que todos la toman cuando vienen, una caja de luz de Toro Blum, una escultura de Paula de Solminihac, una foto intervenida de Camilo Yañez, y varias otras más, me cuesta decir la favorita…

Ideas que inspiran. Buena luz natural y muros que recogen la colección de arte del dueño, resumen este departamento.