*

Más Deco


El otoño es una excelente estación para hacer paseos a zonas que, por lo general, colapsan en los meses estivales. El balneario de Quintero, por ejemplo. A unos 165 kilómetros de distancia de Santiago, esta localidad costera, ubicada en la V Región, posee un gran atractivo turístico en cuanto a su arquitectura, de gran influencia europea. Se pueden ver viviendas emblemáticas como la Casa Winter –construida en 1919. En su fachada se usó tabiquería de madera, adobe y tejuela de alerce–, la Casa Portales –edificada en 1924 por Juan Rau, quien fuera arquitecto de la familia Cousiño, la que influyó directamente en el desarrollo de esa ciudad, perteneció al fundo Normandie y su primer dueño fue un sobrino de Diego Portales–, la Casa Francisco Coloane –del destacado escritor chileno, quien encargó su construcción en la década de los sesenta y en la cual vivió sus últimos años; en ella escribió capítulos de su libro biográfico “Los pasos del hombre”– y la Casa Markmann –construida también por Juan Rau para el presidente Gabriel González Videla y su esposa, Rosa Markmann, durante los años 40–. Desgraciadamente, esta edificación se encuentra actualmente en estado de abandono y en peligro de derrumbe.
Pero no solo sus casas son parte de su gran atractivo patrimonial. Esto porque Quintero posee también una interesante historia precolombina, en la que convivieron diferentes pueblos como la cultura Bato, que se extendió entre los años 300 a.C. y 500 d.C. y que se localizó entre Los Molles y la Ligua hasta el sur del río Maipo. Ellos usaron el tembetá o adorno labial que perforaba el mentón y que fue de uso masivo por parte de su población. Por otro lado, está la cultura Aconcagua, que existió entre el 900 al 1470 d.C. en diferentes zonas, entre la cuales está Quintero. Se trata de un pueblo alfarero que usaba herramientas para faenar y cazar y que creaba características vasijas de cerámica.
Hasta el día de hoy es posible encontrar vestigios de estos pueblos. Los conchales de Ritoque, en el sector de Loncura y cercanos al Bosque de Petras –que es un Santuario de la Naturaleza–, muestran restos dejados por grupos primitivos que habitaron la costa en algunas épocas del año. En estos lugares aún se pueden encontrar pedazos de cerámicas y piedras talladas pertenecientes a las culturas mencionadas anteriormente. También se pueden ver algunas piedras tacitas en Mantagua y sus alrededores, como restos de la cultura Aconcagua.

Quintero, patrimonio, arquitectura, Casa Winter, Casa Portales, Casa Francisco Coloane, Casa Markmann
Fue en 1536 cuando el navío “Santiaguillo”, a cargo de Alonso de Quintero, llegó a la bahía que posteriormente recibió el nombre por su apellido. Este primer puerto chileno se transformó en un importante centro cívico durante la Colonia, el que tuvo, además, una puntilla que consta de un fuerte cuyos vestigios aún es posible ver. Por otro lado, fueron varios los personajes de la historia que llegaron a estas costas, entre ellos los piratas Francis Drake y Thomas Cavendish, la viajera británica Mary Graham y el héroe escocés Thomas Cochrane.