*

Más Deco

Datos, Decoradores, Ignacia&Felipe

Un día contigo

Espiamos un día de trabajo de 3 duplas de interioristas de la nueva generación. Hubo chispas, creatividad y mucha onda. Las M Interiorismo comenzaron con un té en su oficina para finalizar eligiendo papeles murales impactantes. The Project paseó por el barrio Matta, comieron maní y terminaron en su taller de tapizado preferido. Por último, Ignacia & Felipe iniciaron con el punch del café; luego un taxi que los condujo al Parque de los Reyes. Conozcamos los secretos que los hacen ser especialistas en lo que hacen.


LA BÚSQUEDA DEL PAPEL MURAL

María José Martínez (29) y María Ignacia Pastenes (28) son arquitectas, interioristas, y juntas son M Interiorismo. Este estudio de interiorismo no intenta imponer un estilo al cliente, sino que busca mezclar uno con otro, hacer a veces uno superinglés o luego hacer uno relajado estilo playero. Trabajan con tarjetas de estilo que exponen a sus clientes en una primera reunión para ver qué onda les gusta y con eso se manejan para desarrollarla. Ellas, de hecho, se presentan como “un lienzo en blanco”, porque justamente la idea es que los clientes se reflejen en el proyecto que desarrollan de acuerdo a sus gustos. ¿Estilo costal, ecléctico, industrial, country? Usted elija.

¿Cómo comienza un día de trabajo de ustedes?
María José: Siempre partimos en la oficina, nos hacemos un tecito (estamos fanáticas del Dilmah de arándano con vainilla (ríe) y luego nos organizamos para el resto del día.

Y cuéntenme, ¿cómo armaron su oficina, que es superblanca, arquitectónica, llena de luz?
M.J.: Los escritorios los diseñamos nosotras, nos conseguimos con nuestros proveedores de mármoles y enfierradores para que nos hicieran la mesa. Queríamos que fuera algo diseñado por nosotras, a eso nos dedicamos, entonces la idea era que se reflejara en nuestro espacio de trabajo. Y el tema de las tarjetas de los proveedores pegadas en la pared, nos encanta tenerlas ahí porque están a mano. De repente estamos trabajando en algo y miramos ese muro, y nos recuerda inmediatamente cuáles son las opciones que tenemos para seleccionar en algunos ítems dentro de cada proyecto.
María Ignacia: Es como tener una especie de paleta de ideas, pero de proveedores. Y además se ve lindo.

Y las cositas que tienen sobre la mesa, los objetos decorativos.
M.I.: Los tazones de Arne Jacobsen con las M grandes fue lo primero que nos compramos, en Olika. Tenemos nuestros lápices, una tetera de cobre, las plantitas…

¿Cómo usan sus computadores, sus herramientas de trabajo?
M.I.: Hacemos hartos planos, porque realizamos distintas etapas del proyecto. Por ejemplo, la etapa que estamos haciendo ahora es la de elegir papeles, telas y objetos para vestir los espacios. Pero hay mucho tiempo que usamos en desarrollar toda la planimetría. Porque nosotros diseñamos los muebles, los dibujamos y hacemos los planos técnicos y todo se lo mostramos al cliente primero. No le decimos esta pared va a ser verde y trata de imaginártela, sino que se la dibujamos con todos los elementos que irán en ella (en un programa que se llama Archicad). Todo lo que vamos recogiendo lo tenemos que plasmar en un plano, con las medidas reales, el dibujo real. Así no se llevan sorpresas después.

Bueno, y también usan croqueras donde dibujan.
M.J.: Dibujamos mucho, tomamos apuntes y trabajamos con muestras. Por ejemplo, cuando vamos a ver papeles murales, siempre nos prestan los catálogos de ellos, y cuando vamos a ver el proyecto llevamos el papel al mismo proyecto para ver cómo impacta la luz, cómo queda en el muro que queremos revestir, se lo mostramos al cliente cosa que ellos puedan tocarlo, sentir las texturas y ver el color en vivo. Eso es superimportante, siempre lo hacemos con las telas y con los papeles murales. Con las pinturas también hacemos pruebas de colores.

¿Cuál es la importancia de trabajar con la paleta de colores?
M.J.: Es superagradable tener todos los colores ahí, generalmente elegimos el color después de elegir el estilo. Los estilos siempre tienen un color que los identifica un poco. Y generalmente elegimos la paleta de colores antes de dar con el mobiliario y los papeles murales, etc. El tema de la paleta es un elemento demasiado importante dentro de nuestro trabajo.

Hablando de papeles murales, ¿en qué proyecto trabajan y qué papel están buscando?
M.J.: Ahora estamos buscando una onda costal para un proyecto en Vespucio para una pareja joven, son los dos extranjeros. La idea es hacer algo suelto y relajado, ellos hacen muchas reuniones con amigos. Queremos buscar papeles murales grisáceos, luminosos, con texturas de madera y colores en degradé para que el ambiente sea relajante.

M.I.: El otro es un departamento que está en Colón. A nosotros nos encantan los papeles murales superjugados, pero los ponemos en lugares estratégicos. El que buscamos es para un hall de acceso donde recubriremos el fondo, y pensando que este espacio es la primera impresión cuando se llega a una casa. Algo impactante. Es un estilo botánico, de tonos verdes.
M.J.: En general usamos papeles murales en nuestros proyectos, cuando el cliente se la juega y opta por usar un papel mural con carácter es superrico para nosotras.

contacto@minteriorismo.cl
Instagram: minteriorismo.cl
minteriorismo.cl

MI QUERIDO TAPICERO

Alfonso Lacámara (34), arquitecto, y Claudia Manuschevich (35), ingeniera comercial. Cuando están juntos forman The Project, oficina de decoración con un estilo bien marcado. Les fascina el estilo nórdico, lo simple, lo blanco, mucho gris. Se nutren de blogs suecos y daneses, mientras que Pinterest es su Biblia. Por una parte, decoran espacios particulares completos. Hace no más de año y medio apareció la buena idea de hacer muebles y sofás a pedido; ellos les muestran un catálogo con diferentes opciones a sus clientes que se eligen de acuerdo a medidas, colores y telas. Pero por lo general el cliente compra la tela.

¿En qué se inspiran para la creación de sus muebles y sofás?
Alfonso: Vemos harto Pinterest, de ahí sacamos muchos colores y formas. Aquí en Chile hay pocos sofás y sillones, y viendo blogs y espacios de diseñadores de Dinamarca y Suecia empezamos a darnos cuenta de que existían líneas y formas que acá no había, y nos inspiramos para empezar a diseñar e instalarlos en nuestros proyectos, o bien hacerlos a pedido.
Claudia: Les empezamos a hacer pequeños cambios a nuestras inspiraciones. Jugamos con los anchos, los altos, las patas, las podemos hacer de madera, de fierro, más anchas o más delgadas. Tenemos un taller especializado en el barrio Matta, es nuestro regalón.

Los pillamos en su taller del barrio Matta, ¿cómo empezó este día de trabajo?
C.: Empezamos en la oficina, siempre con un té o un café. Después si venimos al taller de los sofás en Matta pasamos a comprarnos algo a la tostaduría, que es bien rico y nos da energía; paseamos un poco por el barrio, mientras don José nos tiene los presupuestos. Es entretenido salir un poco de la oficina porque es latero estar todo el día encerrados entre 4 paredes.
A.: Nosotros somos bien de salir, siempre estamos con los mueblistas o comprando lo decorativo, depende un poco de la semana. Siempre la pauta es observar y salir.
C.: Nos gusta salirnos del radar de las típicas 3 tiendas de Vitacura, nos gusta encontrar detalles, que se note que hubo una búsqueda detrás, hallazgos que quizás aparecen en este tipo de barrios. Aunque siempre venimos puntualmente a este taller, sabemos que muy cerca hay hartos elementos de cuero, en el barrio Victoria, por ejemplo, las alfombras…
A.: También visitamos harto el barrio Italia porque vamos a un mueblista en Girardi. Creo que el barrio Matta tiene mucho potencial, pero todavía hay que explotarlo. Como The Project estamos siempre en la calle, y siempre estamos descubriendo vitrinas que no habíamos visto antes.

¿Qué pasa cuando entran al taller de don José?
A.: Siempre tenemos un plano dibujado en Autocad con las medidas y todos los detalles del sofá, con imágenes de referencia, los cortes, la elevación lateral, y nos juntamos con don José (del taller de tapizado). Él nos guía mucho, nos aconseja. Nos guía en los tamaños, en los portes de los cojines o las alturas de las patas. Somos ‘partners’ de don José.

¿Nos pueden contar sobre el sofá que están trabajando ahora?
C.: El sofá que estamos trabajando ahora es uno de brazo retraído, es decir, el brazo no llega hasta el final, entonces lo hace un poco más liviano, da la sensación de que la colchoneta está flotando, es elevado al suelo, es un sofá bien liviano. Tiene cojines cuadrados y sueltos. Es de lino y algodón. Es más resistente y con mayor textura.

¿Podría afirmar que son una dupla afín a los talleres?
A.: Sí. Compramos cosas en tiendas, pero todo lo que son muebles, sofás y mesas de comedor lo hacemos nosotros con nuestros mueblistas. Uno queda en Renca (hace mucho con fierro y muebles lacados), otro que solo nos trabaja fierro en Santa Isabel, otro maderas nobles en Girardi, después este en Matta (don José), y tenemos a Germán en Victoria. Lo que nos diferencia de otros estudios de decoración es que todos los muebles los hacemos nosotros, así son muebles únicos que no se encuentran en el mercado.

Instagram: theproject_cl
theproject.cl

DE LUPA ANTE LA ELEGANCIA

Se definen por ser superversátiles, por nada del mundo imponen un estilo. Ambos son diseñadores de ambientes y objetos, y aunque no son marido y mujer (siempre suelen confundirlos) juntos son la oficina de interiorismo Ignacia & Felipe. Ella, Ignacia Astudillo (30), y él, Felipe Reyes (29). Nos cuentan que no tienen un público muy definido y eso es lo que consideran más entretenido; les llegan sorpresas, nada de estructuras fijas ni procesos estandarizados.

Insisto, igual deben tener un sello, he visto su trabajo.
Ignacia: Que el espacio se vea joven, fresco y que se vea elegante. De hecho mencionan mucho que nuestros proyectos, a pesar de verse muy frescos, siempre tienen ese toque de elegancia. Cada vez que buscamos un objeto, nos preguntamos ¿cuál será su objetivo, ¿que se vea entretenido, que llame la atención, que sea funcional o que destaque por su elegancia? Felipe: La elegancia no tiene por qué ser opulenta, tiene más que ver con las líneas, el tipo de mobiliario, la frase ‘menos es más’ es muy cierta, sin embargo a veces el maximalismo bien usado puede llegar a ser algo sumamente elegante.

¿Ustedes buscan muebles y además mandan a hacer?
I.: Sí, también mandamos a hacer cosas a pedido que son más específicas, como por ejemplo sofás que tienen ciertas medidas, o para las terrazas en general hacemos muebles especiales.
F.: Trabajamos desde el interiorismo hasta la decoración. El primero es meter mano a todo, a la pintura, los revestimientos, los papeles murales, etc.

Entrando a un día de ustedes de I&F… ¿cómo es?
I.: Partimos siempre en un café, cada uno lleva su computador, revisamos los proyectos, en general siempre estamos con hartos proyectos al mismo tiempo, y lo que hacemos es que los vemos en conjunto y después cada uno lleva un proyecto. Entonces los revisamos, les damos vueltas, reorganizamos las reuniones y después nos vamos a vitrinear.
F.: Pero a veces el café también es a media tarde, porque casi siempre partimos las mañanas medio caóticas (ríen)… tenemos que ir a ver la obra del maestro, fuimos a ver un mueble, ejecutamos, vemos cómo va la obra, y después mandamos a cotizar muebles… y si es que tenemos tiempo para almorzar (porque casi nunca almorzamos), pasamos por el café a bajar las ideas y a organizarnos.

Luego de su café se vinieron al Parque de los Reyes, ¿cómo es su búsqueda?
I.: Somos superbusquillas, no nos conformamos con solo ir a una tienda, siempre tomamos cosas de aquí y de allá, son todo mezcla, son muchas vueltas, somos superdetallistas y perfeccionistas, siempre nos movemos con 4 alternativas de mesas antes de elegir la indicada. Lo primero que hacemos es hacer el layout, la planta, y a partir de eso hacemos los muebles, las medidas de los muebles, cómo tienen que ser, las paletas de colores, de qué manera funciona el recorrido, entonces una vez que tenemos desarrollado el interiorismo y el avance de la planimetría, empezamos nuestra búsqueda. Necesitamos una mesa que sea redonda que mida 1,10 de diámetro, necesitamos un sofá que tenga tanta profundidad…

Cuando entran en el Parque, ¿en que se fija su ojo como I&F?
F.: La atmósfera que produce cada objeto. De acá hemos sacado muchas cosas que se pueden ver en Pinterest o quizás en otras tiendas de arriba (barrios como Vitacura o La Dehesa) a precios brutales. Lo que mejor tienen estos lugares son los objetos, los objetos que se encuentran acá son una maravilla. Hemos comprado raquetas, esquíes, cosas antiguas que tienen que ver con la Armada, camas que hemos pintado de otro color para que se vean más modernas, palas de madera, etc. La historia de un objeto es algo que nunca puede mentir, porque se ve en la terminación, se ve el desgaste del tiempo, es superorgánico la forma en que se presenta el objeto y eso no se encuentra en otra parte.
I.: Siempre nos imaginamos algo, un cambio al objeto o mueble que encontramos: si es que en vez de esta tela fuera otra, le empezamos a dar una vuelta, darle una pátina a un velador, a una lámpara le hacemos una reforma. Y así. Son cosas únicas y eso es lo que buscamos nosotros, que cada cliente se sienta único y que su casa nunca sea igual a la otra.

Instagram: ignaciayfelipe_cl
Ignaciayfelipe.cl