*

Más Deco

d+vA - Duval Vives Arquitectos, arquitectura, Antonio Duval, Pablo Vives, San Francisco de Mostazal, casa de campo

Un clásico bien traducido

Tomar como base la arquitectura tradicional de la casa de campo chilena y reinterpretarla respondiendo a las necesidades de una familia fue el ejercicio implementado por la oficina de arquitectura d+vA - Duval Vives Arquitectos. Un resultado magistral.


Full Diseño N°18, 30 de junio 2017

La oficina de arquitectura d+vA – Duval Vives Arquitectos, formada por Antonio Duval y Pablo Vives, recibió el encargo de hacer una casa de campo que tuviera capacidad para recibir a toda la familia, que fuera luminosa y funcional. “Como estrategia proyectual tomamos la casa tradicional de campo chilena y rescatamos algunos de sus elementos más característicos como los patios, corredores, su extensión en un piso, etc., y en base a ello diseñamos una reinterpretación contemporánea de la casa chilena”, señala el arquitecto Antonio Duval.
Para darle cuerpo se diseñó la planta a partir de una grilla de 95 x 95 cm y, a través de patios, se sectorizó el programa. “La casa está formada por una base de hormigón a la vista que está en volado por todo el perímetro para darle liviandad a la casa”, explica Duval.
La casa, de 600 m², se emplaza sobre una pequeña loma, ubicada en la localidad de San Francisco de Mostazal, que le proporciona una vista panorámica del entorno. Sus muros fueron hechos de albañilería con terminación en bruto por el exterior, para darle textura a la construcción, mientras que la cubierta está formada por una estructura metálica pintada de color grafito azulado. “Al tener una planta bien extensa, la idea fue que uno se fuera encontrando con lugares y vistas completamente diferentes mientras va recorriendo la casa”, cuenta el arquitecto.
Un buen ejemplo de lo que pasa con la arquitectura contemporánea cuando sienta sus bases en la tradición local y brilla. contacto@duvalvives.com / duvalvives.com

 

d+vA - Duval Vives Arquitectos, arquitectura, Antonio Duval, Pablo Vives, San Francisco de Mostazal, casa de campo