*

Más Deco

time of interiors, tuti casali, casa, deco, diseño, texturas, colores, ecléctica

Teatral

Una casa que luce como lo hace su dueña, la creadora y propietaria de la tienda Time of Interiors. Ecléctica por donde se le mire, una cuota de teatralidad baila con su gusto sin tapujos.


A Tuti Casali le gusta la moda. La vemos impecable, de pies a cabeza, todo combina a su manera. Lo que trae puesto este día no es una casualidad. Ella se viste con prestancia y ese outfit coquetea también con su casa, un juego teatral que hace guiños con lo que Tuti trae puesto.

Tuti es la dueña de la tienda Time of Interiors en Luis Pasteur, su marido le dice que su casa es la extensión de su tienda; ella ríe al escucharlo pero, en lo profundo, sabe que es verdad. “Me gustan las cosas, la ropa y los objetos de buena calidad, esos que te duran 10 años y siguen impecables. Yo estudié paisajismo y siempre me han gustado la estética y la decoración, por eso en el 2009 abrí mi tienda, que empezó chiquitita. Todo lo traigo de Francia (como los jarrones de porcelana), de Holanda (como las lámparas y los cojines). Viajo a ferias en Europa y EE.UU. y ahí voy conociendo proveedores nuevos; siempre trato de ir un poco más delante de las tendencias, me fijo en las telas, texturas y los colores”, comenta Tuti.

En cuanto a su casa, ella la tilda como ecléctica con un gran toque teatral. Nos cuenta que en su tienda va por los colores más neutros y opacos, más acorde al mercado chileno, pero que en su casa juega con más paletas de color. Su casa está invadida por espejos, toques chillones de color, metal, madera, lino y seda en los sofás, todos perfectos en su factura y terminaciones. “Creo que los accesorios en la decoración visten demasiado, levantan mucho el espacio, como un busto que tengo en el living, los candelabros de palmeras, jarrones de porcelana franceses, los ceniceros…”.

En las paredes lucen cuadros de Bendersky, Víctor Mahana y Claudio Bertoni, entre otros. En esta casa vive hace 10 años y cuenta que al principio siempre cambiaba todo de lugar, pero que ahora puede afirmar que solamente se quedó con el juego ecléctico que más le gusta.

Ideas que inspiran. Una casa con color, vívida y con objetos divertidos. Ecléctica al cien por cien.