*

Más Deco


De acuerdo con lo visto en las últimas semanas, lo que ha faltado es la ‘sustentabilidad social’; finalmente no ‘explotamos’ por problemas ambientales ni por problemas de desarrollo. Este aspecto, definido para todo tipo de actividad (incluyendo arquitectura), y siendo una de las tres variables vitales (ambiental, económica y social) que conforman o permiten lograr una estabilidad en el planeta, al parecer no se la ha considerado debidamente. Hemos solo considerado la parte obvia de la sustentabilidad: la ambiental (bajar el CO₂) y la económica (rentabilidades). No sirve para nada un edificio ecológico y rentable si en su interior no se está feliz. Alcanzar la felicidad sería el objetivo más importante de todos los humanos, aunque no se sepa muy bien lo que es, ni cómo alcanzarla.

Desde la arquitectura, muy brevemente descritos estos tres pilares de la sustentabilidad: la ambiental se refiere al uso eficiente, racional, de los recursos naturales y energéticos. Esto implica tener presente la renovación de los recursos, los ciclos de la naturaleza y lograr una armonía entre el hombre y el medio. Ej.: aislaciones, control solar, emisiones, certificaciones, y otros. La económica se refiere a llevar a cabo prácticas que sean económicamente convenientes para mantener el planeta sano. Ej.: proyectos ecológicos que sean viables y se mantengan. Finalmente, la sustentabilidad social se orienta en lograr la equidad, que todos los estratos sociales se favorezcan de las ventajas del crecimiento económico. Esta última usualmente no está incluida en las certificaciones de edificios sustentables, pero ya hay países que la están incorporando.

Cada vez es más difícil para el hombre encontrar un equilibrio: conservar los recursos, desarrollarse enteramente y establecer sociedad. Es por eso que la sustentabilidad social es la plataforma de esta armonía. La sustentabilidad social significa tomar una actitud socialmente responsable y dejarle a la siguiente generación un mundo estable. Se dice que la estrategia de supervivencia de la humanidad y del planeta es categórica, para no obstaculizar una serie de actividades que ya no pueden limitarse a agrandar solamente la ganancia, por mucho que sea la matriz productiva de este sistema. Esto quiere decir que los seres humanos no debemos enfocarnos únicamente en el ambiente económico, sino fomentar la mejora de otros como el político o el cultural.

Cuesta percibir un mundo en el que el desarrollo se use para perfeccionar la vida de los demás, en donde se prospere haciendo crecer a todos, en donde se mejore económicamente, pero considerando el impacto ambiental y social.

Arquitectura para la felicidad
En este libro el autor, Luis de Garrido, establece las bases conceptuales para lograr un Nuevo Paradigma en Arquitectura, integrada en la naturaleza, muy capaz de hacer felices a sus ocupantes. www.luisdegarrido.com

 javier del río, sustentabilidad, sustentabilidad social, social, sociedad, medio ambiente, arquitectura

Agendarse
María Florencia Segura, usando el género narrativo, cuenta y explica cómo descubrió la importancia de la relación entre sustentabilidad y responsabilidad social. www.agendarse.net

 javier del río, sustentabilidad, sustentabilidad social, social, sociedad, medio ambiente, arquitectura

*Arquitecto asesor en ahorro de energía