*

Más Deco

Grisanti Cussen, decoración, diseño, color, diego Casanueva, departamento

Superjugado

El estilo de Grisanti + Cussen parece desarrollarse mejor cuando los mandantes dan libertad total. Esta joven pareja ‘enganchó’ con cada una de sus propuestas y el resultado deja feliz a ambas partes.


Esta joven pareja pertenece a una familia con la que Grisanti + Cussen ha trabajado en muchas ocasiones, para la que ha desarrollado un hotel y la mayoría de sus casas. “Llega a dar vergüenza”, dice Hugo Grisanti en broma. “Siempre les ha gustado la mano que tenemos y fueron superentregados. Dijeron ‘Queremos que tenga color que no sea un departamento de viejos. Confiamos en ustedes, propongan’. El resultado nos gusta harto, es bien atípico. Lo que tenían era bastante fome; el piso era de piedra pizarra lo que ya bajaba inmediatamente el look; se veía muy mal. Nosotros pusimos este vinílico madera”.
Pochola es la perra de esta pareja y dicen que es un personaje. Hubo que esperar que madurara un poco, que dejara de ser tan destructiva, para poder armar el departamento para que no se lo comiera. Por eso, y porque les gusta mucho invitar gente, el departamento tenía que tener este aire de soltura y relajo. “Es el tipo de encargo que uno agradece muchísimo. Entretenido y con mucha libertad. Lo bueno es que tenían muy pocas cosas. Partimos bastante de cero. Lo único original son las sillas Valdés. El resto lo pusimos nosotros”, explica Grisanti.
El proceso también fue entretenido. Se buscó cada pieza sin apuro: “No estaba el estrés de querer todo altiro. La lámpara que nos gustó se demoró como cinco meses en llegar; la esperamos. Ellos querían colores fuertes. A nosotros nos gusta mucho trabajar con papel mural y les presentamos varias opciones. Uno siempre presenta una alternativa A, más jugada y una B, más convencional. Ellos se lanzaron (chasquido de dedos) ¡con todo!”.

Proyecto Selva
Diego Casanueva había visto fotos recientes, pero habían pasado alrededor de cinco meses desde que plantó las especies que ahora animan y refrescan la extensa terraza de este departamento. Ahora se sorprende gratamente de ver cómo han florecido. “Los dueños de casa son superhippies. Había que hacer algo bonito y funcional. Acá arriba el clima es duro, hay mucho viento, el sol pega descarnadamente. Se tomó la decisión de poner un techo aquí y a la salida del dormitorio. Trabajamos con jazmines para disimular los pilares, con árboles nativos que están verdes todo el año, como maitenes, la queridísima lantana; plantas rústicas y de poco cuidado. También buganvilias y agapantos”, dice el actor que recientemente creó una empresa de diseño y construcción de paisajes llamada Proyecto Selva, la cual ha acompañado a Grisanti + Cussen en varios proyectos en terrazas, interiores y también un restaurante. grisanticussen.com / @proyectoselva

Grisanti  Cussen, decoración, diseño, color, diego Casanueva,  departamento