*

Más Deco

reciclar, reciclaje, sustentabilidad, zero waste, desechos, plástico, greenpeace

Súper recicladores

Si queremos convertirnos en los superhéroes del reciclaje, debemos informarnos y saber qué hacer con los residuos y la basura que generamos. No es tan difícil como creemos, la clave está en comenzar por casa, incluir a toda la familia y, sobre todo, leer sobre la problemática actual. Aquí, un resumen que nos llevará al camino de encontrar nuestras capas para triunfar.


Actualmente el volumen de basura que generamos como nación llega a cifras alarmantes, considerando, en primer lugar, que Chile es el quinto país en toda América que genera más residuos domiciliarios (residuos sólidos per cápita por año), y es el primero de la lista en Sudamérica (descontando a Guyana y Surinam) según fuentes entregadas por Greenpeace y http://www.atlas.d-waste.com/. En primer lugar se sitúa Canadá con 777,0 per capita/kg/año, luego Estados Unidos con 733,7; Guyana con 558,5, después Surinam con 496,4 y más tarde Chile con 456,3. Si analizamos estas cifras, Canadá al 2017 contaba con 36,71 millones de habitantes a lo largo de su territorio; EE.UU., con 325,7 millones de habitantes a la misma fecha, y Chile con 18,05 millones, debe considerarse también que la mayor parte de los residuos se generan en la Región Metropolitana (con una población que se acerca a los 7 millones de habitantes). Es decir, en un rango demográfico muy inferior al de Canadá y EE.UU., a fin de cuentas, sumando y restando, podríamos estar primeros. Nefasto.
Y continuemos. En Chile se arrojan al mar hasta 25 mil toneladas de desechos plásticos que usamos solo 5 minutos (botellas, cubiertos, papeles o envoltorios) pero que corresponden a una cantidad de basura equivalente al peso de 3.220 elefantes africanos, según Greenpeace. “En la compra mínima del supermercado, todos los productos vienen envueltos en plástico: arroz, tallarines, salsas de tomates, queso, jamón, verduras, frutas, aceite, detergente, champú, galletas, etc. De hecho, si sumamos los años de todos estos envoltorios plásticos se requieren más de 14.000 para degradarse. Solo en una compra generamos un kilo de plástico. Es un sinsentido que hayamos eliminado las bolsas plásticas pero que nos estemos llevando enormes cantidades de otro tipo de plástico a nuestras casas que terminan en la basura. Necesitamos que los supermercados den una alternativa al envasado plástico, un pasillo, una góndola con productos que no estén envueltos en plástico y que la gente pueda elegir”, señala Soledad Acuña, vocera del Movimiento Chile sin Plásticos de dicha entidad.
Para Greenpeace (greenpeace.cl) la solución es reducir la cantidad de basura que generamos. Ir al meollo de asunto. Por eso la organización ambientalista creó el movimiento Chile sin Plásticos, que ya tiene más de 20 mil personas y que busca eliminar los plásticos desechables de un solo uso.
Aquí están los números, las cifras que dan cuenta de una conducta que debemos cambiar cuanto antes. Cada persona debe actuar desde su casa, desde su núcleo familiar; cada cual debe actuar con conciencia cuando vaya al supermercado, decirle no al plástico, y dejar así también que los residuos no lleguen a nuestros océanos, siendo los papeles, colillas de cigarros (38,87%, alarmante), plásticos (28,42%, ídem), metales y vidrios los más encontrados en nuestras playas. “En el año 2016 los plásticos predominaron en todas las zonas del país, excepto en la zona 1 (norte), donde hubo mayor cantidad de colillas de cigarro. Isla de Pascua mostró una notoria predominancia de plásticos (75,31%), en cambio en Juan Fernández hubo mayor diversidad de basura, aunque mayoritariamente vidrios (38%) y plásticos (30%)”.

*Fuente: Tercer muestro nacional de basura en playas de Chile 2016 y resultados comparativos con campañas 2008-2012. Científicos de la basura de la Universidad Católica del Norte, 2016.

reciclar, reciclaje, sustentabilidad, zero waste, desechos, plástico, greenpeace

 

Según datos de Greenpeace Chile:

Los residuos municipales en Chile alcanzan 5.640.522 toneladas.

Y los residuos sólidos domiciliarios totales son de 7.487.559 toneladas, lo que equivale a alrededor de 1,22 kg/día/persona.

Composición de la basura en la RM, 2011 (la RM genera el 37% de todos los residuos del país). el plástico ocupa el segundo lugar, con un 11,4%, después de los residuos orgánicos, con un 56,7%.

Vidrio: 3,5% Papel: 8,8% Otros: 10,6% en la RM.

 

 

¿Cómo cambiar?

Santiago Recicla (santiagorecicla.cl) es un sitio seguro y confiable, parte del Ministerio del Medioambiente, que pretende educarnos desde nuestra idiosincrasia para que esta situación comience a tomar un vuelco de verdad. Nos cuentan desde su sitio que “los residuos tienen el potencial de ser valorizados, en cambio la basura es cualquier objeto o material que no tiene valor para nadie. Reciclar es una actitud de vida. Cuando reciclamos nos hacemos parte de una cultura comprometida con la sustentabilidad, responsable del presente y futuro del medioambiente, que cuida y respeta la vida de las personas y, por supuesto, de las futuras generaciones, nuestro hijos. Con la sencilla acción de separar nuestros residuos diariamente, gran parte de los materiales pueden ser recuperados y posteriormente reutilizados, reciclados o aprovechados. Por el contrario, si no los separamos, los residuos se irán directo a un relleno sanitario para ser enterrados (…) Existen cuatro categorías de residuos que producimos en nuestra casa, los reciclables, compostables, los de manejo especial y los no reciclables:

1.Los reciclables corresponden al papel, cartón, diarios y revistas; cartones para bebida, vidrios, latas y metales y plásticos.

2.Los de manejo especial corresponden a grandes y pequeños electrodomésticos, aparatos electrónicos de consumo, juguetes electrónicos, aparatos médicos y más.

3.Los compostables corresponden a los restos vegetales, como frutas, verduras, restos de café y té, cáscaras de huevo (no así los restos animales, lácteos o aceites). Mediante dos procesos: compostaje o vermicompostaje (lombricultura) se pueden aprovechar los nutrientes y minerales que naturalmente tienen estos desechos. Con el compost puede elaborarse abono orgánico para, por ejemplo, el bienestar de los cultivos o las plantas a las cuales esté destinado este abono orgánico.

4.Los no reciclables corresponden a aquellos desechos que son muy difíciles de recuperar y caros de tratar, como las pilas y envases de lubricantes, entre otros.

Se parte en casa

Reciclar en la casa es la mejor forma de comenzar este viaje. En Santiago Recicla puedes encontrar todo un instructivo sobre cómo hacerlo, datos de recicladores a domicilio y hacer de esta tarea una supertarea.
Fernanda Piedra (@mariafstone) es abogada UC, editora en jefe de FrancaMagazine.com, imparte talleres de vida cero residuos, y el próximo jueves 29 de noviembre dará una charla sobre sustentabilidad en el Teatro del Lago, Frutillar (ciudad donde vive actualmente). Además está escribiendo un libro sobre educación medioambiental para niños en conjunto con editorial Zigzag, y aquí nos cuenta sus consejos sustentables para comenzar por casa:

¿Cuál es el error más común que cometemos en nuestras casas ante el reciclaje? El error común es quizás ignorar u olvidar que existen 3 R antes de Reciclaje que conviene practicar diariamente, para así evitar producir basura en primer lugar. Estas son, según la gurú del zero waste (o cero residuo) Bea Johnson: Rechazar, Reducir, Reutilizar. Esto significa rechazar lo que no se necesita (como regalos gratis tipo lápices plásticos de bancos y otros, correo publicitario), reduciendo lo que sí se necesita (haciendo un orden y limpieza en el hogar), reutilizando lo que se tiene (por ejemplo, ciertas plantas funcionan como purificadores de aire). Esta etapa también implica eliminar dentro de lo posible los desechables del día a día tipo vasos de café, botellas de agua, bombillas, servilletas de papel, toalla de papel, esponja de los platos, y reemplazarlos por sus sustitutos reutilizables, como botellas térmicas y así). Cuando lleguemos a la etapa de reciclaje, si se debe comprar algo nuevo, que ojalá sea de cartón, vidrio, metal o madera.

¿Algún tip casero y sustentable para darle un mejor uso a la basura? Para los que tengan máquina cafetera tipo italiana o con filtro (americana), la borra del café se puede emplear para hacer un fantástico exfoliante natural:

Ingredientes:
– 1 taza de borra de café
– 1 taza de aceite de coco derretido
– ½ taza de azúcar

Preparación:
Mezclar todo en un bol y mantener a temperatura ambiente.

Aplicación:
Para usar, tomar un poco de exfoliante con la mano, y comenzar desde los extremos del cuerpo (pies, manos), y luego subir exfoliando en movimientos circulares hasta el cuello. Usar en el rostro dependiendo de la sensibilidad. Dejar 15 minutos y enjuagar.

¿Qué consejo le darías a la gente que no recicla para empezar a reciclar? La verdad es que reciclar es fome. Nada que hacer al respecto. Lavar los envases, clasificarlos en distintos basureros, llevarlos al punto limpio, no es precisamente algo entretenido. Para evitar tener que reciclar, sugiero seguir las 3R mencionadas más arriba e intentar comprar a granel cuando sea posible (el packaging de un producto equivale a un 15% del valor del mismo), por lo que si compramos legumbres, cereales, frutos secos y especias en lugares como La Nacional, estamos ahorrando dinero y aligerando nuestra huella de carbono al mismo tiempo.
Asimismo, para empezar a reciclar en realidad hay que comenzar por otra parte: primero hay que hacerse cargo de los residuos orgánicos de la casa/departamento. Karubag (karubag.cl) es un servicio que entrega un balde donde ubicar los restos de verduras, frutas y otros, lo retiran semanalmente, y luego traen compost. En el esfuerzo por producir menos basura, lo anterior es básico. Para reciclar propiamente tal, quizás sería bueno ver un superdocumental para informarse del estado actual del medioambiente, tipo Demain y/o A Plastic Ocean. Luego, sería bueno bajar las app All Green Up y Reciclapp. Es esencial integrar en el proceso a los niños si los hubiese; a ellos les fascina este tema. Tal vez funciona implementar un desafío de 20 días de reciclaje en la familia (tiempo en que al parecer demoramos en aprender un hábito) y así el integrante que más lavó y clasificó los envases se lleva un premio.

Los nuevos reciclajes

Según una noticia publicada por el diario La Tercera en mayo de este año, “el país de América Latina que ocupa el primer puesto con la tasa de fumadores más alta de la región es Bolivia, con casi un 40% de la población, según la OMS. En segundo lugar está Chile, con una tasa de tabaquismo del 37%.
Observando estas cifras, que no dejan de ser altas, alzó su bandera IMEKO, la primera empresa en Chile con la capacidad tecnológica para reciclar y revalorizar de manera sustentable las colillas de cigarro. Conformada por la ingeniera comercial Jennifer Araya, la química industrial Valery Rodríguez y el doctor (c) en Ciencias Mención Química Germán Brito Saavedra, IMEKO surge con la intención de abordar la problemática ambiental que generan las colillas de cigarro, desde la innovación científica-tecnológica, al reciclarlas y revalorizarlas. Lo que hacen es desarrollar un proceso capaz de recuperar el plástico del que están hechas. “Las colillas de cigarro son un residuo altamente contaminante y uno de los de mayor abundancia a nivel mundial. Cada colilla contiene miles de sustancias tóxicas en su interior, entre ellos metales pesados, derivados del alquitrán, y compuestos carcinógenos, entre otros; y lo peor de todo es que el filtro está fabricado de acetato de celulosa, un plástico no biodegradable. Desde nuestra disciplina desarrollamos un proceso eficiente y sustentable que permite eliminar todas las sustancias tóxicas presentes en las colillas, y recuperar el plástico del que están hechas, completamente limpio. Este material queda disponible para su transformación en nuevos productos sustentables. Es importante recalcar que todo el contenido tóxico extraído de las colillas es dispuesto de manera segura con empresas especializadas en el tratamiento de residuos peligrosos, y de esa manera les aseguramos a las personas que con nosotros una colilla que antes estaba contaminando el medioambiente, ahora ha sido tratada de la manera adecuada”, señalan.
El plástico recuperado de las colillas (que representa más del 70% de estas) está siendo utilizado para desarrollar una línea de productos de eco-diseño como posavasos, maceteros y anteojos de sol, entre otros artículos con una vida útil mucho mayor. “Todas las personas que de forma particular quieran reciclar sus colillas con nosotros, pueden juntarlas en un recipiente hermético y hacerlas llegar a nuestras instalaciones o a nuestros puntos de recolección abiertos a la comunidad. Por otro lado, todas aquellas empresas, instituciones y entidades públicas que quieran hacerse parte de la solución a esta problemática, dándoles un correcto tratamiento a las colillas, pueden hacerlo a través de la suscripción a nuestro plan de reciclaje”. imeko.cl / @imekochile