*

Más Deco

barrios, metro, viviendas, calidad de vida, trabajo, colegios, cercanía

Próxima estación: Calidad de vida

Durante mucho tiempo, cuando lo gente decía que quería una buena casa se refería principalmente a la materialidad, a la capacidad de resistir el tiempo, las lluvias y los terremotos. Hoy una buena casa –o departamento– implica mucho más; ahora la gente aspira a un concepto más o menos reciente en el habla de los chilenos, la calidad de vida.


La importancia que adquirió tras el cambio en los sistemas de movilidad que implicó el Transantiago, el crecimiento exponencial del parque automotriz y el aumento de la congestión y contaminación, y por supuesto la reducción en los tiempos de viaje, son algunas de las pistas que en la búsqueda de la calidad de vida conducen a muchos potenciales compradores de inmuebles a las proximidades de las estaciones de metro.

“Antes la gente solo pensaba en comprarse una  buena casa o un buen departamento. Ahora se trata mucho más de cómo tu vida girará en torno a esta nueva casa, dónde está tu trabajo, los colegios, cuánto tiempo demorarás hasta los servicios básicos. El metro aparece como una alternativa para resolver problemas cotidianos. Por otra parte, el metro es un consorcio público privado pero es percibido como una empresa pública con números azules, es una marca reconocida, se asocia a una buena gestión, a un buen servicio”, explica Isabel Serra, académica del Laboratorio de Ciudad y Territorio de la UDP.

Pero la confluencia del desarrollo inmobiliario tiene para ella otros factores: “Ya se está entendiendo que la ciudades en vez de crecer en extensión deben crecer en densidad, y por lo tanto aprovechar de mejor manera los servicios que ofrece. Así es como aparecen estos nuevos polos; sin embargo, no todas las salidas del metro pueden absorber desarrollo inmobiliario importante; tienen que tener una serie de características. Los sectores deben tener un potencial normativo, debe ser suelo que se puede desarrollar desde el punto de vista inmobiliario, en que puedas construir 4 o 5 pisos, paños que se puedan fusionar. También el sector debe tener lo que llamamos amenidades urbanas, no se trata solo de tener la boca de salida del metro y el potencial normativo, ese sector debe tener servicios básicos adecuados como colegios, supermercados, bancos, etc. Así se van armando estos lugares que van llamando la atención”.

“Se dice que Metro es una de las mayores inversiones públicas y el Estado tiene dificultades recapturando la plusvalía que adquieren los privados. Ahí hay una discusión necesaria en términos normativos. Hay varias propuestas que revisar para poder costear futuras nuevas líneas. Por ejemplo, sobre la Línea 6 se está creando una suerte de inmobiliaria para poder generar arriendos de locales, construir edificios y sacar rentabilidad a la gran inversión que todos nosotros estamos haciendo”, dice Isabel Serra.

Revisando las cifras, Isabel Serra ha observado que distintos sectores en distintas comunas han subido sus precios entre el 20 y el 50% dependiendo de todos estos factores. “Por ejemplo, en algunas salidas de metro en Las Condes que cuentan con todas las características que nombramos se ha alcanzado ese aumento del 50%. Esta plusvalía también tiene distintas etapas, no es de un día a otro. Comienza cuando se anuncia la línea, aparecen los primeros planos. Se observa otra alza cuando se puntualizan las salidas. Pero también viene una etapa de varios años de construcción, y aquí no solo se ven afectados los precios de compra y venta; los arriendos, las oficinas y los locales también. Un departamento junto a una construcción que durará dos años va a ser más difícil de arrendar, el arriendo por lo tanto tenderá a mantenerse o bajar. Los locales comerciales en primer piso también sufren variaciones en su valor durante los tiempos de construcción. Se produce reapertura y aumento de precio cuando el metro abre”.barrios, metro, viviendas, calidad de vida, trabajo, colegios, cercanía

La Línea 7 ya está en etapa de prefactibilidad. Ya se están determinando las estaciones y por lo tanto los precios deberían estar estabilizados. Pero en la Línea 8, que llega a La Florida, y la 9, que llega a La Pintana, las inmobiliarias ya están midiendo sus nuevas posibilidades. Isabel señala que también se producirán varios cruces interesantes, que ciertos sectores con acceso a dos líneas subirán aun más sus plusvalías.

En torno a las ya inauguradas hay varios proyectos llamando la atención de compradores. El barrio donde se ubica el proyecto Alonso de Ercilla, de Castro & Tagle Inmobiliaria, es reconocido por su carácter residencial dentro de Ñuñoa. En 7 pisos alberga 112 departamentos que van desde los 40 a los 107 m², todos con terraza. Uno de los mayores atractivos por los que apostó este proyecto es su cercanía con la nueva estación Chile España, así como de vías importantes como Irarrázaval y Los Leones.

En Castro & Tagle hicieron el ejercicio práctico de medir los tiempos de desplazamiento hasta ciertos puntos de interés para los potenciales habitantes de Alonso de Ercilla, y las promesas son las siguientes:  8 minutos hasta la estación de metro Chile España, 10 minutos de Campus Oriente Universidad Católica, 7 minutos del mercado Diego de Almagro, a solo cuadras de Plaza Ñuñoa, Teatro Municipal de Ñuñoa y varios  colegios, bancos, supermercados, centros médicos, áreas verdes y variedad de restaurantes. Alonso de Ercilla de Castro & Tagle Inmobiliaria se caracteriza por su proximidad a vías estructurantes de Providencia y Ñuñoa, además de su privilegiada ubicación dentro de una comuna tradicional con verdadera vida de barrio.

AVSA es una inmobiliaria con más de 27 años de experiencia y en los últimos años se ha enfocado en desarrollar proyectos con ubicaciones estratégicas y en zonas de alta plusvalía que reúnan características fundamentales como cercanías con estaciones de metro, supermercados, colegios, centros comerciales, entre otros.  Tal es el caso de edificio In City , que aporta a la comuna de Independencia un cambio de crecimiento y modernización. Está emplazado a 3 cuadras del recién inaugurado metro estación Hospitales, Línea 3, comuna de Independencia. A pasos de Hospital Universidad de Chile y Facultad de Medicina, Hospital San José, nuevo mall Barrio Independencia y al gran corredor Transantiago por Avenida  Independencia. El edificio In City  cuenta con departamentos estudio, 1 y 2 dormitorios; todos ellos están orientados a calle Gamero y tienen ventanas PVC termonapel. Su equipamiento consta de sala multiuso, lavandería, gimnasio equipado, piscina con 2 quinchos y zona de jardín en primer piso.

“La ubicación juega un papel preponderante al momento de ponernos en el lugar de nuestros clientes, pensando en facilitar y disminuir sus tiempos de desplazamiento con el objeto de mejorar la calidad de sus vidas”, dicen desde inmobiliaria AVSA.

barrios, metro, viviendas, calidad de vida, trabajo, colegios, cercanía “En Sinergía Inmobiliaria nos vinculamos con nuestros clientes buscando sorprender en  cada uno de nuestros proyectos.  En este caso buscamos que el edificio Sinergia Vicuña  tenga una condición de barrio, donde sus residentes se integren a este interesante sector de la comuna de Santiago”, dicen desde esta inmobiliaria. Entre los atributos que tiene el proyecto está la gran área verde de más de 3.000 m² que une a los 3 edificios. Incluye además espacios especialmente diseñados para un estilo de vida dinámico para salir y disfrutar, como la piscina, los quinchos, además de áreas comunes como un amplio cowork, salón Lounge & Gourmet, amplias terrazas y gimnasio. Por supuesto hay que destacar una fácil conectividad con el transporte público, a pasos de metro Ñuble, combinación líneas 5 y 6.

Uno de los sectores emblemáticos en términos de los beneficios que trae la puesta en marcha de una nueva línea es Parque Almagro. De acuerdo a Bricsa, empresa Brotec-Icafal, Colliers International confirmó la influencia de las nuevas construcciones del tren urbano, indicando que en los últimos 10 años el suelo de la ciudad de Santiago ha mostrado una marcada tendencia al alza en los sectores cubiertos por el metro. Un efecto que Bricsa ha visto reflejado en la preferencia por sus proyectos del barrio Santa Isabel, cercanos a las líneas 1, 3 y 5 del metro. Uno de ellos es Vive San Francisco, un edificio de 12 pisos, cuyo éxito ha sido, en parte, por todos los beneficios de conectividad que ofrece su privilegiada ubicación, ya que se encuentra a 400 m aproximadamente de la nueva estación Parque Almagro de la recién inaugurada Línea 3, lo cual reafirma el interés de vivir o invertir cerca de las líneas del metro.

Vive San Francisco es un edificio especialmente pensado en los profesionales jóvenes que buscan vivir cerca de todo. Además de combinar equipamiento y espacios interiores optimizados, el proyecto de Bricsa entrega una variada opción de departamentos tipo estudios 1, 2 y 3 dormitorios, además de áreas comunes que permiten hacer vida social o familiar dentro del mismo edificio, como azotea con amplia terraza y quinchos, sala lounge, bicicleteros, piscina, lavandería y gimnasio con equipamiento Waterrower y Nohrd; se ubica en calle San Francisco, a un par de cuadras del Parque Almagro.