*

Más Deco

premio arquitecto interiorista corporativo, premios aic, premios, arquitectura, herman miller, albert tidy, universidad san sebastián, pablo redondo, oarquitectos

Premios AIC 2019: Diseño para trabajar mejor

Hace unos meses anunciábamos la segunda versión del Premio Arquitecto Interiorista Corporativo del Año, una instancia impulsada por Fernando Mayer y Herman Miller, junto a revista MásDeco, para reconocer el valor del diseño de un espacio de trabajo por dentro y para distinguir las intervenciones de interiorismo que provocan un impacto en la forma de trabajar y convivir. Hoy destacamos a los ganadores.


Arquitecto del Año
Proyecto: Escuela de Arquitectura Universidad San Sebastián. Arquitecto: Albert Tidy, de Albert Tidy Arquitectos.
www.tidy.cl  / @albert.tidy

Este proyecto fue elegido porque resolvió con una arquitectura corporativa interior muy limpia y funcional la intervención de un edificio que no era fácil. Los acentos están puestos en la luminosidad, la transparencia y en el desarrollo de un elemento único enfocado en la función que tiene el espacio para sus usuarios, generando así una importante innovación.

“Encarna un proyecto educativo que es esta escuela de arquitectura donde prima un concepto de taller abierto, integrado; es decir, espacios comunes que no tienen particiones, donde todos cohabitan en un ambiente colectivo que emula las oficinas de los arquitectos; donde todos aprenden, no solo de los profesores, también de los estudiantes”, explica Albert Tidy.

Para el arquitecto –que en ese momento era decano de la Escuela de Arquitectura USS– el desafío se impregnaba de emotividad al tratarse de un edificio de gran valor arquitectónico, obra de Josué Smith Solar y Josué Smith Miller, y ser exalumno de Santiago College, institución que lo ocupó por décadas. “Como oficina doné el proyecto a la universidad. La idea fue básicamente vaciar estos espacios tan nobles que encontramos. Con un presupuesto muy reducido debimos ajustarnos a tres acciones principales. La primera son todas las perfilerías en acero, más resistentes que el aluminio y con potencial para hacer detalles mucho más interesantes. Segundo, el uso de mobiliario como lockers para definir límites espaciales; y tercero, diseñamos paneles móviles para hacer las entregas. El resto son tabiques vidriados para lograr la máxima transparencia en lugares donde era indispensable, por ejemplo la sala de correcciones o el laboratorio de prototipado digital, donde hay máquinas CNC que son ruidosas”.

Espacio Público Corporativo
Proyecto: Sura. Arquitecto: Pablo Redondo, de OArquitectos.
oarquitectos.cl

El jurado decidió premiar en esta categoría proyectos hechos en función de atención a clientes dentro de una organización. El proyecto elegido logró leer muy bien el encargo del mandante y transmitirlo en la fluidez del espacio y en el refrescamiento de la imagen corporativa. La lectura del espacio privado de la compañía logra volcarse al público.

“En todos nuestros proyectos nos preocupa mucho la identidad de la compañía, eso hace que todos sean muy distintos entre sí; son diseñados a medida. Nos invitaron a presentar una propuesta para la unidad de Sura Seguros e hicimos un escáner superacucioso: ¿dónde late su corazón?, ¿cuál es su ADN?, ¿qué comunican hacia adentro y hacia afuera?, ¿quiénes son y quiénes quieren ser? Dentro de esa investigación nos dimos cuenta de que están muy orgullosos de su isotipo, hablan mucho de este vuelo del cóndor y del trazo que describe. Una vez que identificamos eso fue sencillo: tomamos la misma curva del isotipo y la pusimos en el suelo, eso permitió la unificación y la fluidez del espacio. Como lo tienen tan incorporado quedaron muy contentos, se ven reflejados en el espacio”, explica Pablo Redondo.
Tenían ganas de enfatizar la apertura de la compañía así como elementos amigables con el medio ambiente, así surgen gestos como el muro vegetal. De alguna manera ellos buscan atraer a un público que empatiza con esos temas.

Categoría Espacio Dinámico Corporativo
Proyecto: Accenture. Arquitecto: Pedro Pita.
accenture.com / @pmpiter

En esta categoría se ve materializado cómo cambió la dinámica de trabajo. El jurado escogió un proyecto donde se plasma muy bien el encargo de flexibilizar los espacios y vivir la oficina de una forma horizontal, lúdica y con mucha colaboración. Se recurre al juego de alturas con los muebles y a espacios con distintos propósitos.

“Accenture tiene equipos propios a cargo del diseño y construcción  de sus nuevas oficinas y remodelaciones para toda Latinoamérica. Lideró uno de esos equipos y se nos encargó la habilitación de un piso completo (alrededor de 95 m²) en la torre de Sura de Apoquindo.
Lo que quisimos hacer fue reflejar los valores fundamentales de la compañía a través de un lenguaje arquitectónico, agregando además inclusión y diversidad. En Accenture no tenemos un estándar global de cómo son nuestras oficinas en el mundo. Respetando esos ‘core values’, nosotros de alguna manera creamos un look and feel local. Por eso en nuestro proyecto aparecen el cobre, el ladrillo, la madera y acentos con que la gente se siente familiarizada”, explica Pedro Pita.

Otro aspecto fundamental era la flexibilidad. “Nuestra work station no es una tradicional, es un puesto de trabajo que se reconfigura, que se mueve y no está cableado. Hoy tenemos un layout, pero mañana podemos necesitar otra configuración; también podemos cambiar los espacios para un evento. Nuestra intención fue traer lo mejor del mundo acá a Chile, crear un espacio de vanguardia”.