*

Más Deco

departamento, Portal Fernández Concha, arquitectas, Javiera López, María José Cruz, arquitectura, plaza de armas

¿Por qué no?

París y Santiago. La Place de la Bastille y la Plaza de Armas. Entre esos dos centros urbanos se desarrolla la vida de las arquitectas Javiera López y María José Cruz, que tras de 18 años radicadas en la capital francesa apostaron por invertir en el Portal Fernández Concha y disfrutar de la riqueza de este eje fundacional de la ciudad.


“A excepción de personajes como Catherine Deneuve, que vivió hasta hace poco en un departamento en la Place De Gaulle, frente al Arco de Triunfo, residir en el casco histórico en cualquier ciudad del mundo resulta algo impensable, por su valor”. Con ese argumento es que las arquitectas Javiera López y María José Cruz, apoyadas en el balcón de su departamento que mira a la catedral de Santiago, justifican invertir en el centro de la capital.
Después de vivir 18 años en París, estas profesionales decidieron restablecer sus vínculos con Chile y en sus visitas barajaron distintas opciones para instalarse. “Pensamos en Valparaíso, Providencia… el centro nunca estuvo entre nuestros planes, pero cuando vimos un aviso de arriendo de un departamento en el emblemático edificio Portal Fernández Concha a un precio más que conveniente la pregunta fue ¿por qué no?”.
Conquistadas por las características únicas de emplazamiento y arquitectura, Javiera y María José ya han comprado dos departamentos en el edificio y uno al otro lado de la Plaza de Armas. El que fotografiamos lo aprovechan seis meses al año, para luego trasladarse los otros seis a un departamento ubicado en un barrio bohemio como lo es La Bastille, en París. Un estilo de vida dinámico, ajustado a su formato de trabajo flexible. En París se dedican a desarrollar maquetas para proyectos específicos y en Santiago su principal ocupación es justamente la asesoría en inversión y restauración de espacios con valor patrimonial. “Ya son cinco los departamentos remodelados en este edificio y en otros sectores del centro también”, afirman.
Acostumbradas a palpar la ciudad parisina caminando, estas citadinas buscan y replican esa misma aproximación con Santiago y aseguran que este sector reúne muchas condiciones que tienen que ver con la riqueza urbana y la conectividad. “Lo que me gusta acá es que salgo a la calle y tengo todo. No necesito ni una bicicleta. Los cines, los museos, la Vega Central que nos fascina, Lastarria a un par de pasos; no alcanzo a cruzar la plaza y tengo el metro”, dice María José.
Javiera agrega que en los tres años que llevan en el barrio ya tienen clarísimo el mapeo de los lugares. “En la galería Phillips hay negocios de comida orgánica, tenemos una picada vegana muy buena cerca de aquí. Ahora vamos a agradecer mucho el portal gourmet que estará listo en un par de meses en el Portal Bulnes”.
Interesadas en potenciar y defender este sector patrimonial de Santiago centro, María José es actualmente la presidenta del comité del edificio Portal Fernández Concha. “Cuando llegamos había mucha negligencia y falta de fiscalización y lo que se quiere ahora es tratar de mantener la diversidad, pero respetando normas que finalmente inciden en la calidad de vida de todos los que aquí vivimos”, dice la arquitecta, quien cuenta que hace más de un año que están trabajando en conjunto con la municipalidad y han logrado cambios radicales positivos para los vecinos. “Por ejemplo, se prohibió el uso de altoparlantes en la Plaza de Armas”. En temas de seguridad y control de personas que practican negocios ilegales, también estamos trabajando con el municipio y el capitán de la Primera Comisaría. Los siete pisos del edificio funcionaban hasta hace un par de meses con un ascensor en pésimas condiciones. Vinieron a revisarlo fiscalizadores municipales y lo cerraron. Ahora debemos organizar a los vecinos para repararlo. Aquí claramente hay que unir fuerza y voluntad”, asegura María José.