*

Más Deco

muros, espejos, papel mural, decoración, textiles, marcos

Paredes felices (y sin cuadros)

Porque es nuestro hogar, y así queremos sentirlo, comencemos por vestir los muros. Apostamos por el desafío de decorarlos sin lo usual, los cuadros –pinturas, fotos, ilustraciones–, sino que con pequeñas colecciones, que una vez en su lugar se transforman en nuestro patrimonio.


 Agradecimientos locación: Papelaria & Co.

“Lo que tenga en sus habitaciones, piense primero en las paredes, porque son lo que hace de su casa, su hogar”. William Morris.

Periodo posrevolución industrial y el poeta, artista –considerado como el mayor diseñador y una de las figuras más destacadas del movimiento Arts & Crafts–, filósofo, tipógrafo y teórico político William Morris comenzaba a levantar una de las fábricas de papeles murales más grandes y honestas que ha tenido la humanidad. Se trataba de Morris, Marshall, Faulkner & Co. –hoy Morris & Co.–, con diseños fieles a la tradición medieval, que se hacían mediante cinceles en bloques de madera y tiras de metal o clavos que presionaban la madera.
Luego vino el s. XX, y así como Morris, quien se resistía a los resaltos de la Revolución Industrial y bien quería arte para todos, el modernismo, entre los años 20 y hasta los 70, fue también canal a fuego de ideologías políticas y pensamientos locales. Diego Rivera en México, quien vivió en NY por un corto período, fue un gran creador del muralismo moderno; colores intensos, figuras que coqueteaban con el surrealismo, enormes palabras sujetas al lenguaje pictórico que heredó murales en varias ciudades del mundo. Por su parte, Gaudí también ayudó a prosperar al muralismo moderno en Barcelona. Y así lo hicieron otros anónimos en NY, Berlín, Chile y otros puntos cardinales del planeta.
La verdad es que hoy, s. XXI, nos hemos minimizado, o tal vez individualizado, sea por razones políticas o económicas; el arte ya no frecuenta tanto los edificios sino más bien habita nuestras casas. Nuestras ideologías, creencias o formas de enfrentarnos ante el mundo las profesamos desde el interior, a puertas cerradas. Por eso consideramos importante hacer de ellas un lugar sacro, y cómo no, comenzar con los muros. En los muros todo comienza, es el sí al hogar, a lo que es nuestro. “La pared es una tela en blanco, o la dejas limpia porque quieres resaltar los muebles o las obras que pondrás en ella. En ese sentido, fuera del juego decorativo, el muro es una galería privada. El muro es un espacio en blanco donde se exponen obras con un sentido. Por ejemplo, la gente colecciona arte y cada cierto tiempo hace un cambio de piel. En los 80 y 90 había mucha pintura, y hoy no hay pintura. Lo que cuelgas en un muro no lo conviertes en obra de arte, sino que lo conviertes en una colección. Las colecciones pueden variar, pueden ser relojes, desde los cucú hasta los Nelson; guacos, máscaras africanas, todo… Todo es igual de valioso porque esas colecciones están atesorando un patrimonio”, enfatiza Hernán Garfias, director de diseño, arte y comunicaciones de Aiep.
Eso queremos. Decorar los muros con nuestras propias colecciones porque lo que allí se verá es nuestro patrimonio; sean papeles murales, sean murales, sean espejos, textiles o marcos de cuadros desnudos. Lo importante es hacer arte en este lienzo que nos invita a crear. Acompáñenos a este desafío: esta vez, no usemos cuadros.
Francesca Bassi es diseñadora de interiores y nos habla al respecto: “Es mucho más que una moda, están también las gigantografías, son adhesivos en los que el formato se adapta al tamaño del muro; o el papel mural y las opciones son infinitas. Lo que tiene de vanguardia es que te saca de lo tradicional. El tema, que va más allá, es la composición de los colores y los tamaños, eso es lo que va cambiando año a año. Tenemos, por ejemplo, paletas de tonos pasteles; en algún tiempo fueron las grecas más afrancesadas, ahora hay muchas más figuras geométricas, van cambiando las gráficas de acuerdo a las tendencias de diseño del año”. Además nos entrega consejos expertos para cada uno de nuestros ejemplos.

ESPEJOS 
Consejo experto: Según Bassi, hoy en día hay dos opciones. “Si quieres hacer una composición de espejos, tienes que estar atento a cómo divides el muro para que no te quede como un espejo completo y se vea sin movimiento. Porque la gracia es combinar distintas formas y tamaños para generar movimiento y volumen en el muro, y quitar esa cosa rígida de un muro completo de espejo sin corte. Para eso hay que ir a anticuarios y tiendas contemporáneas. No hay que ir en una línea. Tratando de que haya una cierta semejanza, pero a la vez una asimetría. Es el mismo espejo el que se transforma en una obra de arte”.

Dato: En la tienda El Greco los espejos se pueden hacer a medida con cualquiera de las molduras que tienen, así se pueden combinar diferentes colores, formas y tamaños. Hay unos circulares muy modernos que pueden ser lisos o tallados, biselados sin marco o con; biselados con forma, estilo vintage o antiguos, como los de tocador; cuadrados con marcos rococó. Para todas las ideas y gustos. Desde $30.000
La Castellana Sur 28 / marcos_elgreco 

PAPELES MURALES 
Consejo experto: ¿“Qué muro quieres revestir? ¿Es una pieza, living o una entrada? Porque uno puede jugar con un patrón mucho más apretado o más abierto. Yo me tiraría con un papel superinnovador, por ejemplo, en la entrada de la casa, porque además de que este lugar es el más oscuro, entonces apuesto porque este espacio sea un lugar de pura energía. Colores fuertes con diseños atrevidos, con texturas y brillos”.

Dato: Mario Maira (dato que nos dio la prestigiosa tienda de papeles murales y telas La Canel) lleva 35 años empapelando. Sus consejos son claves y claros: “La instalación tiene que quedar perfecta. Todo va en la dedicación y en los años de experiencia que uno tiene. Los muros tienen que estar lisos, como espejos, porque cualquier detalle de los muros, después el papel los acusa, sobre todo una ampolleta, una luz cerca, acusa cualquier imperfección. Lo otro, ojalá que los muros estén pintados con esmalte al agua, porque el látex no sirve para este tipo de trabajos. Los muros deben, además, estar secos y sin polvo.
Otra cosa muy importante es que no tiene que haber humedad en los muros. Por ejemplo, cuando un muro que se va a empapelar está detrás de un baño y se pasa la humedad, ahí sí hay problemas. Primero porque si hay humedad el papel no va a pegar bien. Ahí se debe raspar, empastar y ojalá impermeabilizar la parte que está con humedad porque si no con el tiempo la humedad empieza a aumentar y el papel se mancha y se levanta, aparte de que empiezan a salir hongos y mal olor”.
¿Y en un baño? “Normalmente se instalan en los baños de visita, ya que no hay humedad al no haber ducha. Los otros baños es más común que vayan con cerámica, es muy raro que hoy en día se encuentren con papel mural”, finaliza Mario. T 982647107

TEXTILES 
Consejo experto: “Colgar 1, 2 o 3 armando un conjunto, eso puede resultar bonito. Aquí el bastidor donde lo pones tiene que tener que ver con el textil. El textil es una fibra natural, no lo puedes poner sobre una barra de bronce. Entonces recomiendo usar un bastidor que aluda a lo natural, algo en bambú o más artesanal. En este caso el bastidor es como el marco del cuadro. Yo por ejemplo, lo haría con palitos de bambú o con madera seca media nórdica, la sacas de una carretera en el sur y la amarras con cuerdas, directo al textil. No tiene por qué ser tan perfecto, es una oportunidad, de hecho, de hacerlo uno mismo, haciendo tributo a que el textil es una obra imperfecta y hecha a mano”.

Dato: Marta Gutiérrez es la dueña y ella misma atiende en Altraforma, una oficina con 24 años de experiencia en Chile y 20 en Barcelona. Ella aprendió el oficio de marquera en Barcelona, y además estudió bellas artes en Chile. “Si el textil es bueno, lo que hay que hacer es crear un bastidor, y al bastidor ponerle una tela que ojalá sea lino, porque tiene que ser una fibra que sea pura, porque eso te va a conservar el textil en el tiempo. Esto hay que coserlo. Cuando hago ese tipo de trabajos, tengo una restauradora que lo hace, las puntadas quedan todas por detrás, no se ven. No se debe poner absolutamente ningún adhesivo, ni tampoco enmarcarlo entre 2 vidrios. Después se le pone un marco, y el vidrio que va con este marco tiene que ir separado, es decir, no tiene que tocar el textil, en el fondo tiene que ser como una cajita. Y si el textil es muy bueno lo ideal es que le pongas un vidrio con protección UV y antirreflejo transparente. Así es como se resguarda en el tiempo.
Por otra parte, y por precaución, detrás del cuadro nosotros ponemos un poco de quillay, porque es antipolilla y hay que tener la precaución de cada tres meses ir cambiándolo, esa es la forma correcta de preservar un textil de calidad.
Ahora bien, si tienes un tapiz de la India o un tapiz peruano o algo que no es muy bueno, yo les recomiendo a los clientes que le pongan un velcro sobre la pared o sobre un listón (arriba y abajo), sin vidrio, y cuando se ensucie, lavarlo en la tintorería”. altraforma.cl

MARCOS DESNUDOS 
Consejo experto: Francesca nos cuenta que este es un elemento mucho más libre. “El marco debe ser uno importante, pero esto no significa rococó, sino que tenga cuerpo, es decir, peso. Puede ser un marco liso y dorado, pero lo importante es que tenga contraste con el muro liso que hay detrás. Aquí es un elemento artístico”.

Dato: En Muebles Rodrigo Miranda tienen marcos franceses originales de entre el 1880 al 1900, muchos de ellos se hallaron colgados en iglesias. Se restauran y también hay restaurados. Tienen reproducciones españolas, también ovalados. Caupolicán 414-C, barrio Italia.

Darse una vuelta por el Persa Bío-Bío el fin de semana también es una increíble opción para hallar marcos antiguos. En uno de los galpones de Bío-Bío con la calle Placer hay marcos por doquier y a buenos precios.

MURALES 
Consejo experto: Isabel Margarita Carrasco es productora de estilo de revista MásDeco y creativa hasta las venas. Borda, pinta, teje, dibuja, cocina, toda su vida es un crear constante. Ella fue la encargada de levantar el mural que les proponemos a continuación. Y así fue como lo hizo: “Lo primero fue adecuar el mural de acuerdo a los colores y estilo del dormitorio. Recomiendo armar la decoración y luego hacer el mural para lograr una unidad de acuerdo a los colores y a la onda. Tomé la decisión de hacer algo contemporáneo y gráfico, algo fácil de hacer para todos. Para hacerlo, hay que tomar una hoja blanca y dibujar figuras geométricas imperfectas entre sí a escala pequeñita. Y después lo dibujas en el muro con lápiz grafito, a escala grande. Los colores elegidos fueron full tendencia: verde bosque, azul, mostaza y amarillo, rosado. Usé una pintura que es esmalte al agua de la marca Revor. Tiene durabilidad y se puede pintar perfecto en muros. Echar unas dos capas a los dibujos para que no quede ‘acuarelado’”.
Esta creación es tendencia: tiene algo del estilo Memphis, medio ochentero, geométrico pero llevado a la actualidad. “Pero las opciones están abiertas, hay que hacer lo que a uno le gusta”, recomienda. miraquelindoestodo

Dato: Otro estilo totalmente distinto al que te presentamos, y muy actual también, quizás más orgánico, es el que presenta la ilustradora con base en Sídney Adriana Picker. Movimientos, texturas, una paleta de rosas y verde suave se complementan en su pasión por la naturaleza y la botánica. adrianapicker