*

Más Deco

I.L.U, lodge, casa, diseño, deco, Cazú Segers, arquitectura, sur, chile, madera

Manto protector

LLU, así se llama este lodge familiar proyectado por la destacada arquitecta nacional Cazú Zegers, quien gracias a sus conocimientos en arquitectura vernácula presenta “una manera de construir lo contemporáneo anclado a la tradición, con tipologías icónicas del sur de Chile”.


El encargo que recibió Cazú Zegers vino directo de Victoria García, quien le pidió diseñar una casa que pudiera acoger las cuatro generaciones de su clan italiano-chileno en el campo familiar, ubicado en el lago Maihue, Región de Los Ríos.

Para esto Cazú conjugó varias variables importantes de la zona como es la lluvia, que cae persistentemente sin importar la estación del año, en la cordillera de la Región de Los Ríos. Desde aquí el proyecto fue concebido como “un refugio para la lluvia”, y se bautizó con el nombre “LLU”. Otro factor que tuvo que tener presente la arquitecta fue que uno de los integrantes de la familia tiene una enfermedad degenerativa, “lo que determina el desarrollo de la casa en una sola planta y rampas que la comunican al exterior.

¿Cómo nace el proyecto? La forma de la casa surge de la abstracción generada a partir del estudio de la molécula del agua y de esta forma vernácula que tienen los arrieros de la Patagonia para protegerse de la lluvia, con un simple nailon y un palito central. De esta observación nace la idea de tres cuerpos conectados entre sí que arman este gran manto para protegerse de la lluvia. El acero oxidado que reviste la casa surge de la experiencia en la construcción con madera en el sur y de un tema de presupuesto. La piel original estaba pensada en madera nativa.

¿Cuál es la ventaja que tiene construir en madera y por qué fue el material elegido en este proyecto? La madera es el material propio con que se han construido las casas en la Región de Los Ríos, es propio de nuestros bosques y mi propuesta y postura tienen que ver con el no ser invasivo con el territorio, trabajar con materiales del lugar y rescatar la arquitectura vernácula que le da un giro a formas contemporáneas. La madera noble es cada día más escasa, por lo que en este proyecto se recicló madera de galpones y casas de la zona, dando una terminación muy especial al interior de la casa, con un trabajo finísimo de generar patrones con los distintos tipos y grosores de madera encontrados. El material da un acabado cálido y acogedor a esta casa que funciona como refugio para la lluvia y permite habitar él indómito territorio en que está inmersa.

Es una postura de esta oficina rescatar el bosque nativo como sistema de producción de maderas y como protección del territorio y el paisaje. Los bosques nativos que se cosechan con un plan de manejo adecuado y se van replantando generan un bosque saludable que nos entrega el material adecuado para las construcciones. www.cazuzegers.cl

Ideas que inspiran. Arraigada en las tradiciones pero con una mirada contemporánea, esta casa tiene además consideraciones de accesibilidad.