*

Más Deco

Arte, Fernando Casasempere, Remains - Reminders

La esencia del reciclaje

Son tan solo siete piezas de porcelana y seis pinturas las que el artista nacional, radicado en Londres, Fernando Casasempere exhibe en Remains - Reminders, su primera individual en Tokio. Hasta el 2 de abril en la capital japonesa.


Lo más curioso de esta muestra es que seis de las obras exhibidas fueron hechas por Casasempere hace siete años y nunca las había mostrado antes, pues prefirió esperar el momento y lugar adecuados para hacerlo. “Curioso, pero cuando hice estas obras siempre pensé que Japón debía ser el lugar, y aquí estoy ahora”, cuenta el artista.
El trabajo de Fernando se basa en una escultura que persigue las posibilidades de la cerámica dentro de un lenguaje que denota su bagaje por los vestigios precolombinos, artesanales y arqueológicos, reinterpretando el Land Art a través de una nueva forma de hacer escultura. Su trabajo contiene una reflexión sobre temas medioambientales tratados bajo la inspiración del paisaje latinoamericano y con un profundo conocimiento de la naturaleza de los sistemas ecológicos y la geografía. Por lo mismo su trabajo tiene asociaciones con el arte de la tierra como la obra de Robert Smithson y Richard Long.
Para armar Remains – Reminders se enfrentó a este nuevo episodio de su vida de manera muy particular. “La forma en que están construidas estas obras es muy original. Creo que nunca antes se ha hecho de esta manera y por esto pensé que Japón, por ser un país con una cultura profunda y una estética sublime en cerámica, era el lugar adecuado”, sostiene Casasempere. Aquí mostrará además una serie que se llama ‘Tectonic Plates’ y pinturas de su serie ‘Salares’.
El nombre de la exposición habla de la inquietud constante desde donde Fernando ha construido el lenguaje, el medioambiente, “en este caso con la obra ‘Collective memory’, recordar la fragilidad de nuestro ser y también de nuestro planeta con la serie ‘Shell midden’, construir con los restos o desechos que voy dejando cada vez que hago una de mis esculturas. Metafóricamente hablando, de lo esencial del reciclaje”, explica.

Es tu primera individual en Japón, ¿qué significa para ti presentarte frente a la escena artística asiática? El exponer en Japón para mí es uno de los mayores desafíos que puedo tener. Japón es un país con una cultura de la cerámica muy grande, me atrevo a decir que es el que más importancia le da a este material en el mundo y donde la arcilla es más importante, incluso, que la pintura. Esto hace que mi obra sea vista y juzgada desde una base de conocimiento muy elevado, por lo que la reacción de la crítica y los comentarios del público serán una gran prueba para mí y mi obra.

Tu obra estuvo en “Chile Hoy” en el Museo Hara ARC de Japón hace 25 años, ¿cómo fue este primer acercamiento a esta cultura? En esos años yo era un principiante y fue relevante para mí ser invitado con un grupo de importantes artistas nacionales. En ese entonces mi trabajo tuvo una buena recepción y me he sorprendido gratamente que en este viaje me he encontrado con japoneses que recuerdan esas esculturas.
Hoy volver a mostrar en Tokio después de tantos años y con una obra que ha evolucionado tanto, me tiene contento como aquella vez, hace 25 años.

Como siempre, trabajas con material extraído de nuestras tierras. ¿Qué mensaje entrega tu obra presentada en Tokio, en especial sobre la minería?
Efectivamente mi obra tiene incorporados minerales de relave, pero esta vez mezclados en porcelana y donde además el concepto de reciclar la materia no solo está en esta, sino también en la selección de la obra que se muestra en esta exposición.

En Tomio Koyama Gallery, Tokio. tomiokoyamagallery.com 

“Lo próximo para este año es la instalación de una de mis obras en la ciudad de Londres, y ahí volveré a encerrarme en mi taller el mayor tiempo posible. Ha sido un año de muchos viajes y exposiciones y ahora siento la urgente necesidad del silencio de mi estudio”.