*

Más Deco

Ambiente, Alemania, Frankfurt, feria, Melissa Avila, textil, lana, alfombras, méxico, diseño, talents, M.A

Justa

Justicia. Para el saber tradicional, para la identidad y el diseño. Para la belleza de elevar el conocimiento popular y sagrado de las tradiciones que hacen de nosotros parte de una cultura. A eso se dedica esta mexicana llamada Melissa.


La sorpresa fue grande y provechosa. Mientras recorría una vez más uno de los pabellones de Ambiente en febrero de este año en Fráncfort, reconocí algo en unos textiles colgados en el muro en la sección dedicada a Talents. Reconocí las texturas y los tintes, el olor de la lana. Ese algo latinoamericano, ese algo que llevamos en el ADN quienes nacimos en este lado del mundo. Pero justo en ese minuto en el stand no había nadie. Luego de un mail y otro paseo me encontré con Melissa Ávila y conversamos un buen rato, mientras gentes de todo el mundo se acercaban y se quedaban mirando esa simpleza. Japoneses y griegos, franceses e italianos, nórdicos, todos preguntaban de dónde es esto. Y es que no había nada igual en ese lugar. Al final, como ocurre con los mexicanos, uno tiene mucho de qué conversar, además Melissa –oriunda de Tijuana–, artista que lleva años dedicada a las artes de manera multidisciplinar, había vivido en Chile.

La historia de M.A proviene de un recorrido que realizó la propia Melissa por el deseo de combinar su producción artística con técnicas artesanales tradicionales. En este periplo conoció, por supuesto, artesanos, conversó con ellos y trató de entender cómo en un mismo sitio una misma técnica puede darse al mismo tiempo de maneras distintas; es decir, notó que había interpretaciones de algunas técnicas y que ello devenía en piezas de mayor o menor calidad. Pensó en cómo conservar lo mejor de las técnicas, dentro de un paradigma de comercio justo y rentable para los artesanos. Un año de trabajo le tomó editar al grupo de artesanos, principalmente de Oaxaca, para fundar M.A, un esfuerzo colectivo entre la artista y diferentes grupos indígenas.

Lo que la llevó a Alemania fue la selección que hizo la organización de jóvenes talentos de diversas partes del mundo a exponer su trabajo, en este caso uno que se ubica de lleno en el comercio justo. Hoy junto a ella trabajan más de 10 artesanos de diversos lugares y conocedores de diversas tradiciones artesanas.  “M.A es un proyecto colaborativo en el que conjugamos métodos artesanales con prácticas contemporáneas. Trabajamos en distintas comunidades de México, y en este momento seguimos creciendo el equipo. Estamos capacitando a artesanos y nuevas generaciones en estas tradiciones. El proyecto se enfoca en las tradiciones, el traspaso de conocimiento, la economía social y creativa, el comercio justo, la educación etc…”, puntualiza Melissa.

Sobre cómo están alineados los astros para este cruce entre arte-diseño y tradición, Melissa es entusiasta: “Esta forma de trabajo está teniendo un buen momento. La gente está comenzando a voltear de nuevo hacia estos lugares y estos oficios. Se está revalorizando la labor artesanal y estamos muy contentos con poder hacer lo que nos gusta y a la vez tener una vida digna que nos permite fortalecer nuestros vínculos como personas y como colaboradores”. ma-work.mx