*

Más Deco

Ocean, deco, diseño, medio ambiente, océano, plástico, basura, jorgen ditzel, nanna ditzel, mater design, mesas, sillas

De Colección Por Macarena Sánchez

Ocean

Jørgen y Nanna Ditzel / 1955

No todo está perdido, ciudadanos del mundo; además de lo que puedes hacer por el cambio climático también existen muebles para salvar los océanos. Esta colección de los años 50 ganó el Wallpaper Design Awards 2019.


Según la fundación Aquae y cifras de WWF, el 80% de la basura que hay hoy en el mar corresponde a plástico que en su mayor parte se acumula en el fondo marino.

En Latinoamérica se arrojan al año 67.400 toneladas, demasiado si se consideran las 3.900 toneladas de Europa o las 13.400 de Norte y Centroamérica. Solo Asia nos supera con unas vergonzosas 1.210.000 toneladas. Esto implica que alrededor de 100 mil animales marinos mueren cada año por este material y 700 especies están amenazadas. ¡Espantoso!

¿Qué hacemos? Hay bacterias que comen PET, la Odeonella sakaiensis, gusanos que comen polietileno, es verdad, pero no es suficiente contra estas enormes islas flotantes que andan a la deriva siguiendo las corrientes. Hay quien limpia las playas, quien no usa más plásticos de un solo uso –lo mínimo que podemos hacer–, y hay también quienes fabrican telas, alfombras y muebles de esta basura.

En Dinamarca, la firma Mater y una planta que recicla las redes de pescadores se aliaron para volver a la vida un clásico diseño nórdico de los Ditzel de 1955, versión eco.

Originalmente esta colección de mesas y sillas, para 2 y 4 personas, estaba hecha de chapa de madera y estructura de acero. Un diseño muy minimalista, ligero, casi solo un gesto, la lámina que como una ola se curva en tres momentos: el inicio del respaldo, el fondo del asiento rotundo como la ola que revienta y su final, como el release cuando el agua llega mansa y silenciosa a la orilla. La versión 2019 mantiene ese diseño original y la estructura de acero, con patas y brazos que se unen en este juego de curvas en contrapunto al asiento, y solo reemplaza la madera por el plástico reciclado de las redes.

Cada silla reutiliza casi 1 kilo de basura marina y cada miembro de esta familia se desarma por completo para volver a generar otro nuevo a partir de los restos del anterior, un poco como hace el océano con cada ola, cuyo final es parte del inicio de la siguiente.
materdesign.dk

 

De colección / anteriores