*

Más Deco

Deco, diseño, mademoiselle kravitz, philippe starck, lenny kravitz, hotel nodo, Kartell, salón del mueble

De Colección Por Macarena Sánchez

Mademoiselle Kravitz

Philippe Starck - Lenny Kravitz / 2012

Si quieres sentarte en la silla de Lenny, dos ejemplares llegarán a Chile en octubre para ser parte de N3, el restaurante bar lounge del hotel Nodo.


Mademoiselle es toda una señorita y, como tal, le gusta cambiarse de ropa seguido; escoger el vestuario preciso que ameritan cada ocasión y cada lugar. Puede vestirse de flores enormes y gráficas con los textiles que Missoni pensó para ella y acomodarse en la terraza de un restaurante con una copa de champagne; sentirse salvaje como un leopardo ¡grrr! si la viste Dolce & Gabbana, o reposada y más señora si se pone un traje de patrones en red (Sottsass), para la oficina.

Versátil y multifacética, su look depende de quién la vista. Una buena jugada de Kartell, que la fabrica, y Starck, que la diseñó en 2004. Al unirla a grandes nombres de la alta costura o el star system le ha dado una apariencia renovada y vigente a pesar de los años. Su diseño lo permite. La forma es extremadamente estándar –casi el ícono de una butaca–, y eso, sumado a su esqueleto transparente en policarbonato, forma un todo neutro, una hoja en blanco sobre la cual pintar. Ponle un asiento dúctil como el polipropileno y ¡voilá!, aguanta mil diseños textiles. Burberry y Valentino forman parte de su lista de sastres, como Lenny Kravitz –sí, también diseña–.  “Es el resultado del encuentro entre el rock y la alta costura”, decía en el lanzamiento en 2012. Pero es más bien el encuentro entre él y el mueble. Porque el rock es jeans, una polera desordenada y una chaqueta o pantalón de cuero. La silla de Lenny, en cambio, es todo pelos como un yeti, piel sintética gris o negra, estampado serpiente python o rafia, tres combinaciones. Y eso es glam, es funk, más sofisticado, como si Lenny se hubiese sacado una chaqueta y hubiese tapizado con ella la silla. www.kartell.it

De colección / anteriores