*

Más Deco

Espacio, antiguos, modernos, arquitecto, Pablo Guzmán, urbano, Ignacio Rojas Hirigoyen, Alfredo González, diseño, remodelación, deco

Me gusta pero me asusta

Habitar lo antiguo modernamente. Combinación perfecta si se saben abordar las falencias de lo añoso con toda esa nobleza que brindan los tiempos pasados. Ahí el bienestar va de cajón. Hacerse asesorar por expertos es la clave, ya que la complejidad necesita experiencia.


La forma en que vivimos se puede enriquecer con la unión entre espacios antiguos equipados modernamente. Generosas alturas, pisos de parqué, espacialidad y solidez son características ausentes en las construcciones de hoy, pero rimbombantes en las antiguas. Rescatar estos espacios junto a expertos los habilita desde un bienestar mayor. “Las dificultades que se ven durante el proyecto tienen que ver con lo que está oculto. Principalmente problemas de humedad, eléctricos, cañerías y ventanas poco eficientes. La calefacción, por ejemplo, siempre es un tema. Hay departamentos antiguos que vienen con ella, pero suele pasar que es muy cara, y los que no, tienen filtraciones por ventanas poco herméticas o mucha altura, que cuesta más calentarlos. En general lo viejo o antiguo no puede darte, por ejemplo, avances técnicos. Lo nuevo te lo da pero sin carácter. Por eso la renovación aparece como lo mejor de ambos mundos”, afirma el arquitecto Pablo Guzmán, de www.guzmanblanco.com.

Espacio, antiguos, modernos, arquitecto, Pablo Guzmán, urbano, Ignacio Rojas Hirigoyen, Alfredo González, diseño, remodelación, deco
“Siempre rescatamos lo propio del lugar y le agregamos algo contemporáneo, tanto en el interiorismo como en el proyecto de decoración”, dice Pablo Guzmán.

 

Ventajas urbanas
Ignacio Rojas Hirigoyen y su socio Alfredo González son arquitectos especialistas en el tema. Destacan que la calidad espacial y material son bienes escasos en la oferta inmobiliaria actual. Afirman además que los espacios antiguos “no solo están en su interior sino también en su entorno. Generalmente son departamentos de edificios ubicados en barrios con un tremendo potencial urbano que cayeron en un estado de obsolescencia cuando la gente decidió dejar el centro de la ciudad y se desplazó hacia la periferia. Pero hoy el centro recobra vigencia habitacional y eso es una tremenda ventaja”.

Es un hecho, la gente comienza a reencantarse con su ciudad. “Se explica en que son sectores con equipamiento, de fácil acceso a transporte público, con distancias caminables al lugar de estudio o trabajo, cercanos a parques, con oferta cultural y de ocio que se ajusta a los requerimientos de muchas personas”, cuenta Ignacio.

Este fenómeno cobra fuerza y genera externalidades positivas insospechadas. “Se revaloriza el suelo, desplaza la delincuencia y el deterioro de los espacios públicos, nutre al comercio de barrio y el sentimiento de pertenencia, ya que estos edificios actúan como piezas clave de su identidad”, suma Ignacio.

Reciclaje espacial
El cambio climático es evidente y las construcciones de arquitectura antigua y patrimonial fueron hechas para contener un hogar que perdurara en el tiempo gracias al buen uso de materiales nobles como la piedra, la madera y el barro. Se hace necesario rescatarlos para alcanzar esa calidez espacial sostenida por “las alturas de piso a cielo y que muchas veces no alcanzan las copas de los árboles, entonces ves el cambio de las estaciones del año. La persona que la diseñó pensó bien en la salida del sol, en las vistas sin perjudicar al/los vecinos, respetando el plano urbano”, asegura Francisco Vicuña, director área de Permacultura y Bioconstrucción en FVB.

Esta mirada va ganando adeptos y la sustentabilidad, aplicada tanto a los soportes como a los mismos edificios. “Estos espacios son también sujetos de reciclaje. Edificios completos se operan de esta manera, volviendo a cobrar vigencia”, comenta Ignacio.

Remodelación Monjitas
(Por Ignacio Rojas Hirigoyen y Alfredo González, duración 3 meses)

El principal desafío para nosotros como arquitectos está en cómo trabajar espacios de cierta nobleza sin afectar su calidad ni estilo. Por medio de intervenciones muy contemporáneas pero puntuales buscamos establecer cierto contraste con lo existente para resaltar sus cualidades sin ser disruptivos. Eso hace un cambio con valor agregado, un aporte de nuestro tiempo a un rescate del pasado.

Como constructores, los grandes problemas de nuestras intervenciones no son si se ejecutan con cierto método que, por cierto, hemos ido perfeccionando después de un número importante de rehabilitaciones. Buscarlos, seleccionarlos, proyectarlos y construirlos nosotros mismos para nuestros clientes ha sido fundamental para salvar aparentes ‘problemas’, siempre recurrentes en este tipo de operaciones.
Los edificios antiguos en cuanto a instalaciones no sirven para nada, cables y ductos hay que rehacerlos; renovar artefactos eléctricos y cañerías de agua que de fierro pasan a ser de PVC. Así, alcantarillado y gas son cambiados desde las matrices.

Si las ventanas son de maderas, restauramos, de lo contrario son reemplazadas por termopaneles que benefician lo acústico y térmico.
Si el edificio es patrimonial, no se pueden modificar las fachadas por ley y se debe trabajar en conjunto con la municipalidad y la comunidad bajo el reglamento de copropiedad. Cocinas y baños, con sus muebles y artefactos, son recomendables de actualizar a menos que sean de excepcional calidad.

Datos

Arreglo piso de parqué: Don Carlos, Tel: +569 90719811
Muebles de cocina y muebles en obra: Juan Esteban Pérez, Tel: +569 82373146
Remodelación de espacios: Lizardo Mella, Tel: +569 98934601
Ignacio Rojas Hirigoyen: Tel: +569 84490252, Instagram @ignaciorojashirigoyen_arq
Pablo Guzmán: Tel: +569 92134297, www.guzmanblanco.com  
Francisco Vicuña: www.fvb.cl