*

Más Deco

Taller, carpintería, madera, puerto varas, manuel Astudillo

Ganas totales

En Puerto Varas, el diseñador Manuel Astudillo armó con sus propias manos un taller de carpintería para invitar a gente común y corriente a experimentar con la madera y hacer sus propios muebles. Él está presente en el proceso de enseñanza de principio a fin, impulsando la democratización del diseño.


Manuel Astudillo (31) se fue, en diciembre del año pasado, a vivir a Puerto Varas junto a su familia en busca de una mejor calidad de vida. Él es diseñador de ambientes de profesión, pero él mismo se define como ‘maker’ por oficio. Lo de ser maker tiene un trasfondo bien bonito, es hacer cosas con las manos, diseño propio, construido a pulso y disfrutando el proceso, paso a paso. Y como ‘maker’, a Manuel no le costó mucho tomar la decisión de abrir su propio taller de carpintería DIY (hazlo tú mismo en castellano) en Puerto Varas, donde, desde febrero, imparte clases en un espacio muy funcional construido con sus manos a gente interesada –con o sin experiencia– por construir sus diseños propios, sus propios muebles.

¿Cómo comienza este proyecto? Durante 6 años hice videos de Hazlo Tú Mismo para una marca, donde hacía prácticamente lo mismo que hago ahora, pero a otra escala. Enseñaba a gente a construir sus propios muebles; pero ahora, en mi taller, hago clases particulares a una escala más humana. Yo traigo las herramientas, las maderas y ellos solo traen las ganas. Se da una dinámica muy entretenida, yo participo de lleno en el proyecto.

¿Cómo es el perfil del alumno? Tienen entre 30 y 50 años, y la mayoría llega sin experiencia alguna. Cada taller son 4 sesiones, y actualmente tengo alrededor de 15 alumnos.

¿Y el lugar? Es un lugar que construí yo mismo, hecho de containers, y a la vez le llega mucha luz natural. Lo de la luz natural es para poder hacer fotos de los procesos y hacer registros también en videos. Mi idea en el futuro es buscar algún patrocinador para subir los videos de estos talleres a alguna web.

¿Por qué el DIY, qué te llama la atención de este quehacer? El diseño social y democrático nos invita a vivir con poco pero rodeados de belleza. Nos acerca a una mejor calidad de vida a todos, de manera inclusiva como lo opuesto a lo exclusivo. Nos vendieron por mucho tiempo que lo exclusivo era algo bueno (auto exclusivo, ropa exclusiva, casa en un barrio exclusivo…), pero en realidad es algo absolutamente negativo para las sociedades, en donde hay grupos que buscan diferenciarse de los que tienen menos. La importancia de democratizar el diseño a través del DIY, de que cada cual haga sus propias cosas, es la capacidad que tenemos como profesionales para mejorar la calidad de vida de todos a un precio justo sin perder la belleza ni desviarnos en ‘chabacanería cool’. @tallerdoityourself