*

Más Deco

Liberty Seguros, Workplaces, oficinas, diseño, espacios

Fusión ad hoc

El desafío de unir dos empresas cuya gente no se conocía, transmitir los valores de transparencia, confianza y colaboración, fueron la premisa para construir las nuevas oficinas de Liberty Seguros, en una de las torres de oficinas más codiciadas de Santiago. La oficina de arquitectura e implementación de oficinas Workplaces fue la indicada para llevar a cabo el proyecto, una unión exitosa, que no se atribuye modas, sino que despierta los valores principales de la compañía a través de un completo bienestar.


Llevan solo 2 meses en esta oficina y los resultados han sido todo un éxito. Dentro de la empresa han medido la satisfacción de los empleados y los resultados siempre han estado por sobre el 70%. Es que el trabajo de Claudia Quintana y Bárbara McCawley –Workplaces– es de aquellos que dan ganas de observar. La premisa de esta oficina de arquitectura e implementación de oficinas es siempre incorporar la innovación, las nuevas tendencias, pero siempre teniendo en cuenta la personalidad del cliente. En este caso, Liberty Seguros es una empresa seria, sólida, la más grande compañía de seguros del mercado, por lo que debían adaptarse a esas características sin imponer modas, hacer todo lo contrario; debían mantenerse al margen de lo último y aferrarse a la construcción de una oficina en que su look y sus implementaciones permanecieran en el tiempo con la seriedad que implicaba la marca. Fue entonces como comenzó todo.

La fusión
En la actual oficina de Liberty –ubicada en el piso 12 de una de las torres más codiciadas de Santiago– se unieron dos compañías –Liberty Seguros y Penta Seguros Generales–, las que antes de llegar hasta aquí estaban ubicadas en tres oficinas diferentes. Allí no cabían, y fue por eso que se decidió dar con un nuevo lugar, transparente, repleto de espacios casuales y más informales para que sus trabajadores, -muchos de ellos jamás se habían visto las caras-, pudieran interactuar, conocerse y hacer de su comunicación un canal más fluido. “Nosotros necesitábamos meter a más de 500 personas en esta oficina, y necesitábamos que esas personas interactuaran de cierta forma. Eso es lo funcional. Fue entonces cuando Workplaces nos comenzó a hacer ciertas preguntas al iniciar este proceso: ¿Qué quieres que refleje, que represente esa oficina? Queríamos transmitir los valores de colaboración, porque había muchas cosas que teníamos que construir juntos; confianza y transparencia. Bienestar de los colaboradores, eso era clave”, explica Carlos Anderson, gerente de Administración y Finanzas de Liberty.
Para solucionar esas problemáticas se hizo un workshop donde participaron distintos stakeholders de la organización para ver qué quería cada grupo de colaboradores. “Si bien nosotros tratamos de incorporar nuevas tendencias, para nosotros la base para el desarrollo de cualquier espacio de trabajo es la cultura del cliente, en este caso de esta empresa. No todas las innovaciones en espacios de trabajo son aplicables a las empresas, por eso es superimportante partir de la base de la cultura, de las tradiciones de la empresa”, detalla Claudia Quintana.
En el workshop, entonces, se levantaron varios requerimientos en cuanto a la cultura de la empresa y puntos estéticos que Workplaces debía explotar. Dentro de esos, se levantaron varios inputs de diseño, como que fuera una oficina atemporal, que fuera moderna pero que se viera que es una empresa sólida, que es la empresa de seguros más grande del mercado, que no pasara de moda –está pensada para que estén aquí al menos 10 años–, pero, por otro lado, “el hecho de que se estuvieran fusionando dos empresas era traer a este espacio de trabajo a gente que no se conocía. Y por lo tanto había que generar espacios para conocerse y acercarse, espacios totalmente distintos al espacio típico de reuniones o al escritorio de trabajo”, suma Quintana.

El diseño
De modo que se implementó la oficina como un anillo, donde las oficinas de las jefaturas están al centro rodeadas por un plan abierto donde están el resto de los colaboradores de la empresa. Todos ellos reciben luz natural todo el día a través de extensos ventanales que además tienen una vista privilegiada a la totalidad de Santiago y sus cerros. “Esto apunta al bienestar que necesitábamos explotar; las sillas, por su parte, también fueron un pie clave. Todas las personas que integran esta oficina usan las mismas sillas, de excelente calidad y muy cómodas”, detalla Claudia.
El piso tiene dos tipos de acabado: madera en los sectores del lobby principal y los pasillos, y alfombra en las estaciones de trabajo. “La alfombra tiene que ver con un tema acústico, porque hace que las estaciones de trabajo sean espacios más tranquilos y silenciosos”, termina Claudia. workplaces.cl