*

Más Deco

Quinchos, espacios, diseño, arquitectura, francie campbell, arqC, fuegos

Fuegos

No importa la estación del año, ni el día de la semana. Lo que se busca es darles calidad de vida a las tardes aprovechando el exterior… sin salir de la casa. ¿Quinchos protagonistas? Así parece.


BUENA VISTA

¿Quién y qué?
El dueño es un joven empresario de 30 años que viaja frecuentemente y lo único que quería cuando se compró su casa era un lugar con todo a mano para poder distraerse y carretear con sus amigos, sin necesidad de entrar a la casa.

¿Cómo?
Desafiando la pendiente del cerro. Ese fue el principal objetivo de la empresa Fuegos a la hora de proyectar este espacio ubicado en un sector precordillerano. “Se trabajó el terreno y se trazó un plano de 40 metros cuadrados, como base para montar este quincho y así abrazar de alguna manera la vista a Santiago”, explican Juan Carlos y Cristián Muñoz, socios de Fuegos.

A la vista
1. Industrial.  Una estructura de fierro negro con maderas de lenga nativa y cemento a la vista le dan un look industrial. La campana isla la conforma una piramidal, con un extractor, para tener una buena extracción del humo, y una cinta led, para entregarle buena iluminación mientras se corta la carne.

Las lámparas colgantes de Interlight las escogió el dueño, con la intención de que cayeran directo a la mesa, “como un antro”. La iluminación es un punto importante en el diseño de los quinchos para Fuegos. “La finalidad es darles diferentes atmósferas a las distintas situaciones y jugar con las personalidades de la luz”, aclaran los socios de Fuegos.

Parte del confort de este espacio es el sistema de audio domotizado, que agrega autonomía al quincho con el resto de la casa.

2.  Islas. Ajustándose a su estilo de vida, el proyecto se armó con sectores islas. Una gran barra al centro, que remata en el sector de la parilla, que cuenta con una a carbón y otra a gas. De esa forma se logra mantener a todo el clan dentro de un mismo punto de reunión. La distribución, por supuesto, va amarrada a la vista, que es la protagonista. fuegos.cl  @fuegos_quinchos

REUNIR

¿Quién y qué?
El principal desafío del diseño de este quincho, proyectado por la oficina de arquitectura ArqC, era abarcar tres sectores en un espacio angosto y alargado: comedor, parrilla y lounge, donde se pudiese estar todo el año. “Como requerimiento, el cliente, que es una persona que entiende el concepto de recibir y cocinar para sus amigos de una manera especial, nos pidió una parrilla estilo uruguaya incorporando un horno ahumador a carbón. Por esto la ubicación de la parrilla ocupa un punto estratégico en la composición y funcionalidad del espacio, siendo el centro de todo”, explica Francisco Herrera, socio de ArqC.  Así el dueño puede interactuar con sus invitados en cualquiera de los dos ambientes, tomando un rol protagónico en las distintas etapas de la preparación. “Es el espacio que más uso de la casa, al menos dos veces a la semana me junto con mis amigos del fútbol, tenis y de la vida… no solo a parrillar, sino que vamos probando cosas nuevas, gracias a este horno que permite cocinar distintas preparaciones como pastas, arroces, paellas”, cuenta el dueño.

¿Cómo?
El proyecto se trabajó en base a un concepto de espacio continuo, fluido, liviano y abierto. “Aprovechamos el muro de deslinde como fondo incorporando un elemento lineal de hormigón, continuo, que pasa por el sector de la parrilla y termina en voladizo sobre las áreas verdes. La cubierta principal es un paño único, alto, con una sola pendiente que se abre hacia el cielo”, dice el socio de ArqC.

El cielo de mimbre, tejido en Chimbarongo, provoca un efecto natural de luz y sombra, permite iluminación en el interior e imprime identidad y calidez al espacio. Una pérgola metálica ortogonal abierta abriga espacialmente el lounge y se conecta a la cubierta principal sin tocarla. Hace la transición entre el jardín y el espacio cubierto. arqc.cl @_arqc_

NUEVOS AIRES

¿Quién y qué?
La arquitecta Francie Campbell tuvo la misión de transformar un espacio en desuso, que en algún momento fue una zona para la parrilla, pero se ocupaba como garaje, en un gran espacio de reunión familiar y de dispersión para sus hijos universitarios.
“El lugar a intervenir debía no solo acoger la parrilla, sino que además ocupar y potenciar ciertas condicionantes de la estructura existente como las vigas y pilares de fierro negro, los elementos de piedra que se amarran al revestimiento de los muros de la casa y la vegetación circundante”, dice la arquitecta.

¿Cómo?
1. La mesa y la luz. El diseño propuso una zona de comedor, otra para la barra y el mesón de apoyo. El mesón barra además se proyectó con un sistema de ángulo para poder girarlo y despejar completamente el espacio en el evento que se quiera realizar una fiesta.
Los cielos de madera y rieles con focos negros refuerzan el carácter moderno y cálido al mismo tiempo de la propuesta. “En iluminación lo que había eran focos embutidos, que fueron eliminados y se dispuso de tablas negras en todo el sentido longitudinal incorporando un riel negro, que permite mover y desplazar los focos logrando una flexibilidad en la dirección de la luz”, explica Francie.

2. Verde. El follaje se incorpora al diseño como elemento visual, enmarcando las vistas mediante biombos de madera dejando entrever el fondo verde de soporte. “Estos cierres de madera juegan un rol importante por su diseño móvil, porque permiten tamizar el sol poniente, que se introduce con mayor fuerza en verano a este sector del patio”. @francie_campbell_sills