*

Más Deco

Madera, club de la madera, Jean pierre celery, arquitectura, diseño, inmobiliario, mariano garces, olivia highet, juguetes de madera, juguetes, alejandro montero, hielo sur, muebles

Fans de la madera

¿Qué pasaría si abrieran el Club de la Madera? “Entraría todo Chile”, responde su creador Jean Pierre Celery, y lo dice por el auge que la madera está teniendo como material en escalas tanto arquitectónicas como de mobiliario y diseño. Pero el entusiasmo y la calidad de los participantes en este chat de WhatsApp permiten pensar que podría transformarse en una plataforma abierta para compartir conocimiento en torno a estos temas. Por ahora, ¿por qué no destacar el modelo?


Todos hemos sido agregados a un grupo de WhatsApp y hemos esperado un tiempo prudente para salirnos sin que nadie se dé cuenta. Acabo de saber -además de que el máximo permitido por la app son 250 contactos- que hay uno con tal demanda por estar que ha tenido que hacer otros paralelos y que tiene potencial para convertirse en una plataforma más grande y abierta, quizá similar al modelo que creó Domestika.Madera, club de la madera, Jean pierre celery, arquitectura, diseño, inmobiliario, mariano garces, olivia highet, juguetes de madera, juguetes, alejandro montero, hielo sur, muebles

Juan Pierre Celery y Mariano Garcés crearon este grupo para informar a sus clientes sobre las novedades de los productos que importan: Jean Pierre (entre otras licencias) trae Osmo desde Alemania (un tratamiento 100% vegetal para los pisos que en Chile ha sido requerido en proyectos como el templo Bahai y Las Majadas de Pirque) y Mario trae Rothoblaas (la última palabra en tornillos desde Italia). Ese canal se cruzó con la búsqueda de Olivia Highet por un pigmento natural para sus juguetes de madera, las de otros emprendedores, arquitectos, calculistas, científicos, constructores y otras muchas formas de interesados en la madera, incluso Arauco y CMPC.

A esos 250 miembros del Club de la Madera les llegó hace poco una foto con una pregunta. Cristián Izquierdo quería saber qué insecto era el que había encontrado en un árbol, si iba a causar problemas, si era una plaga. Desde la Universidad del Biobío, Frane Zilic identificó la especie, dio el nombre científico y el tratamiento para eliminarlo. “Llega mucha información, muy específica, profunda y gratis. Si alguien necesita un proveedor de pino Oregón sobre 8 m en Santiago, si un mueblista necesita hacer vigas laminadas en Valdivia, aparecen los datos inmediatamente”, explica Jean Pierre.

El Club de la Madera da cabida también a la discusión, como cuando algunos de los jóvenes diseñadores chilenos que están fabricando muebles expresaron su preocupación por la llegada de Ikea. “En el chat ya hay algunos medio preocupados, medio nerviosos. Alejandro Montero, de Hielo Sur, decía que lo que hace Ikea es abrir un poco más el mercado. No hay que temer a eso. La gente probablemente comprará muebles en Ikea, pero quizá encargará sus complementos a un diseñador nacional, que hay muchos y suficientemente competitivos”, dice Jean Pierre.

Él creció entre los bronces y metales del taller donde su papá creaba lámparas para La Moneda y el Congreso. No fue muy sorpresivo que se inclinara por la decoración como carrera, pero finalmente derivó con su empresa, Nuprotek, en vitrificantes y acabado para piedra, hormigón y madera. Tampoco sorprende su comprensión del valor de lo manual, del oficio: “Tengo clientes que son abogados pero que van a mi tienda y pueden pasar la tarde hablando de madera conmigo. Como hobby o como emprendimiento, los oficios están recuperando terreno perdido frente a tanta tecnología. Lo ves en los talleres de Olivia Highet, donde les entrega madera prehecha a niños para que ellos lijen y pinten. Ahí ves a 15 o 20 fascinados, de 4 a 8 años. Es probable que esos niños no desarrollen una adicción tan fuerte al celular, que aprendan a desafiarse, a obtener un resultado por sí mismos y el deseo de ir mejorando”.

Madera, club de la madera, Jean pierre celery, arquitectura, diseño, inmobiliario, mariano garces, olivia highet, juguetes de madera, juguetes, alejandro montero, hielo sur, mueblesDebido a la calidad de la gente que participa en el Club de la Madera, Jean Pierre cree que podría escalar a algo mucho más grande y útil para muchísima gente. “El curso que tomó el club ha sido bastante sorpresivo y muy amistoso. Nos juntamos en el Museo Taller, en Ignis Terra, en la Feria de la Madera de Concepción COMAD, en Tronco Noble en Villarrica”.

Olivia Highet, Jaioli Juguetes de madera
“Por lo general los juguetes de madera que se hacen en Chile son de color natural. Me encanta eso, pero yo quería que los míos tuvieran color. Quería también que no tuvieran barniz ni pintura y usar algo absolutamente natural. Así encontré las ceras Osmo y conocí a Jean Pierre Celery, el representante de la marca en Chile. Nos hicimos amigos y me presentó con el Club de la Madera. Diría que es una instancia de encuentro para trabajadores de la madera; empresarios, emprendedores, artesanos, ingenieros forestales, dueños de aserraderos, etc. El común denominador es la creencia de que la madera es el futuro de la construcción y el diseño. Hay gente que admiro mucho, como Pancho Dittborn, el dueño de Museo Taller y hartos más. Gracias a esto he podido ir con mis talleres a eventos como la semana de madera en el GAM”. @jaiolijuguetes

Alejando Montero, director de hielo sur interiorismo y mobiliario
“En los procesos creativos de Hielo Sur, donde administro un equipo de diseñadores y arquitectos, usamos la regla 80-20: el 80% es de alguna manera nuestra fórmula o sello, las cosas que ya hemos probado y sabemos que funcionan; el otro 20% se trata de innovación y detalles constructivos. Ahí entra con mucha fuerza la madera. Hemos investigado harto sobre ellas; las maderas, nacionales, tropicales, europeas, norteamericanas, con sus diferentes usos y terminaciones. El Club de la Madera te mantiene en una comunidad de gente que tiene el mismo interés; con personas que tienen mucho conocimiento técnico, es una fuente constante de información muy útil”. @hielosur