*

Más Deco


               Directora ejecutiva Fundación Artesanías de Chile

El 24 de junio los pueblos indígenas celebran la llegada de un nuevo año. Para ellos el solsticio de invierno marca el fin de un ciclo y el inicio de otro: ese día agradecen a la naturaleza lo que les ha entregado y piden abundancia para el año que comienza. Por eso, el 24 de junio en Chile se celebra oficialmente el Día de los Pueblos Originarios.

Si algo define la cosmovisión indígena, es que la naturaleza es una con ellos: las piedras, las plantas, la lluvia, el bosque, el viento, la tierra, los metales. En ese vínculo indivisible, los pueblos aimara, atacameño, quechua, colla, diaguita, mapuche, yagán, kawésqar y rapanuí se hicieron expertos conocedores de su tierra, porque por siglos han contemplado la naturaleza que los acoge y que les ha permitido vivir y crear: son ellos quienes han poblado desde siempre nuestra loca geografía.

Desde ese sabio observar nació la artesanía, buscando satisfacer las necesidades cotidianas del quehacer familiar. Fueron los indígenas quienes descubrieron habilidosamente el saber hacer de sus manos: con ellas trenzaron, amasaron, labraron y tejieron las materias primas que encontraban a su haber, convirtiéndose en expertos maestros. Esa sabiduría ancestral, que se ha transmitido de generación en generación, le ha dado sentido a nuestra identidad. Y para ellos, junto con ser una expresión de su mundo espiritual, constituye un ingreso importante para solventar a sus familias. Reflejo de ello es que más de 60% de las ventas de Artesanías de Chile corresponde a artesanos de pueblos indígenas. Por eso, el próximo 24 de junio junto al equipo de la fundación decidimos rendirles homenaje a través de una exposición, “Somos Territorio Indígena”: una muestra de fotografías que durante seis días se tomará el costado de la Plaza de la Constitución, por la calle Morandé. A través de imágenes de territorios, rostros de maestros y piezas de artesanía, nuestra intención es sensibilizar: llamar la atención de alguien que camina acelerado por el centro cívico, para que sienta el llamado a detenerse y pensar –pero sobre todo a asombrarse– con el vínculo indivisible que existe entre los pueblos indígenas, la artesanía y el territorio. Que esa persona pare por un momento y sienta que el lugar donde transita, el corazón de la capital, fue habitado por indígenas que crearon conocimiento, identidad y artesanía gracias a lo que el territorio les daba. Así sigue sucediendo de norte a sur, en todo Chile: la artesanía aún está viva. Es algo nuestro y en la medida en que la conozcamos y valoremos tendrá futuro. En el Día de los Pueblos Indígenas aprovechemos de agradecer la visión de mundo que nos heredaron y que nos recuerda que en lo vernacular –en eso propio del lugar donde nacemos– está lo más valioso de ser chilenos.

Viajar. Dos destinos para conocer artesanos imperdibles: Huentelolén: Localidad en la Región del Biobío, ahí un grupo de artesanas desarrollan cestería en ñocha. Una extraordinaria guía es Juana Maribur, presidenta de la agrupación de artesanas. San Juan de la Costa: Osorno a la costa. Aqui vive una comunidad huilliche que trabaja la fibra vegetal boqui fuco que crece en el bosque nativo y cuyo proceso de recolección es tremendamente arduo. Contactar a la maestra Olga Cárdenas; en su casa tiene un taller y un invernadero donde están recuperando esta planta. www.nochamalen.cl / www.boquifuco.cl

artesanía, fundación artesanías chile, pueblos indígenas, dia de los pueblos originarios, chile, patrimonio

Taller de platería. Centro Cultural La Moneda: Sueños de Rütrafe, una colección de 80 joyas realizadas por plateros mapuches. Talleres gratuitos dictados por rutrafes que han venido desde La Araucanía a enseñar. De lunes a domingo a las 12 y 16 h. Duran 1 hora, gratuitos, incluyen materiales y no hace falta tener conocimientos previos. www.ccplm,cl

Leer. Si bien era una serie de libros de artesanía chilena, de la Colección Artes y Oficios que publicó la editorial CEDEM a principios de los años 90, hay solo dos disponibles: “Artesanas de Rari, tramas en crin” y “Huentelolén, cestería mapuche”. Como son ejemplares muy escasos, solo se venden a través de Artesanías de Chile. artesanias@artesaniasdechile

artesanía, fundación artesanías chile, pueblos indígenas, dia de los pueblos originarios, chile, patrimonio