*

Más Deco

Casa, espacio, minteriorismo, deco, diseño, interiorismo, María José Martínez, María Ignacia Pastene

Elegante y funcional

Íntima, delicada y familiar, esta vivienda capitalina mantiene en equilibrio la decoración moderna tanto en los espacios de grandes como en los de los más pequeños de la familia. Un buen trabajo de Minteriorismo.


María José Martínez y María Ignacia Pastenes, de Minteriorismo, apostaron por una decoración que no tembló a la hora de habitar el espacio. El encargo que tuvieron en este proyecto, por parte de Isabel Araneda y Sebastián Castresana, fue generar un departamento con carácter, que no tuviera miedo con los tonos oscuros, ni menos a vestir los espacios con obras de arte de gran tamaño, haciendo que la terraza, que abarca el largo del comedor y living, fuera protagonista y se conectara con el interior.

El living-comedor es el gran espacio articulador que ocupa tres elementos clave: “Un tono gris azulado profundo, bastante oscuro, que baña tanto muros como cielo, creando una atmósfera cálida y audaz; elementos de gran formato en muros, conformados por tres obras de arte y un gran espejo circular que conecta living con el comedor mediante su reflejo, y finalmente la utilización de una gran cantidad de plantas tanto en interior como exterior, generando una conexión visual entre ambos espacios”, cuentan las interioristas.

En este espacio, una solución eficiente y de alto diseño es la que usaron al integrar un palillaje de madera que cubre un muro por completo. “Este se amarra al mueble bar que realizamos en la misma madera; creando un punto focal de textura y materialidad noble para generar un contrapeso con el tono oscuro de muros y cielo”, explican. Además incorporaron un papel mural de fondo blanco con un diseño que parece ser realizado a mano alzada, aportando luz y textura al comedor.

Otro aspecto fundamental para el matrimonio fue encargar el espacio destinado a sus hijos. Debía mezclar el juego y el estudio, por lo mismo María José y María Ignacia decidieron “utilizar tonos calmos como el verde pastel, que recorre la mitad inferior de los muros, junto con el blanco que cubre muros y cielo. Además articulamos en forma de L un mueble que incorpora espacios para guardar y un escritorio, el cual al apoyarse contra la pared utiliza muy poco espacio, aprovechando el resto como área de juego. Finalmente, un muro completo lo convertimos en una pizarra negra de tiza para utilizar tanto de manera recreativa como herramienta para el estudio”, afirman ambas.

En seis meses llegaron a este resultado. “El primer mes generamos la propuesta, la cual vamos corrigiendo con nuestros clientes; posterior a esto se concretan compras de todo lo que sea stock de tiendas y se mandan a hacer los muebles especiales, los cuales tienen un tiempo de dos meses de fabricación. Luego, según la fecha que requiera el cliente, comenzamos los trabajos de obra como pinturas, papel mural, etc. Y posterior a esto el montaje y todo lo que es decoración”, concluyen las interioristas para explicar que el tiempo total siempre dependerá del proyecto y de los requerimientos del cliente. contacto@minteriorismo.cl / www.minteriorismo.cl

Ideas que inspiran. Un interiorismo lleno de detalles bien cuidados para llegar a un todo con personalidad.