*

Más Deco

Arte, Fotografía, M100, Roger Ballen, animales, Die Antwoord

El lado salvaje

Va tras su instinto, por donde lo guíe el olfato. Así es la fotografía del genio oscuro de Roger Ballen, el neoyorquino radicado en Sudáfrica que expone por primera vez en Chile una selección de obras en Matucana 100, donde los animales son los protagonistas.


Roger Ballen nació en Nueva York en 1950 y decidió radicarse en Sudáfrica para patentar escenas decadentes en blanco y negro. Personas atrapadas en limbos mentales, objetos extraños, animales y situaciones que sacan la mirada y la llevan al lado poco usual, a una postura que incomoda pero hipnotiza, aquella que revela la realidad social trastornante en la que vivimos como raza.
Corrían los ochenta cuando sus fotografías se convertían en piezas documentales, y ya a finales de esa década comenzó un capítulo introspectivo marcado por una fuerte búsqueda. Desde ahí en adelante pulverizó la frontera entre lo real y la ficción creando imágenes surreales con una potencia insólita. “Creemos que podemos controlar quiénes somos, pensamos que tenemos control sobre cómo actuamos; pero al final todo es una ilusión. Nada tiene sentido porque al final no entendemos nada acerca de dónde venimos ni hacia adónde vamos. Lo único que podemos hacer es darle sentido a la realidad que nos rodea, pero estamos condenados al destino”, declaró el mismo Roger a los medios.
En lo que es su primera exposición en Chile, Ballen llega con una selección de fotografías en blanco y negro, videos y documentos curada por Montserrat Rojas Corradi, que se podrá visitar hasta el 3 de septiembre en la Galería de Artes Visuales de Matucana 100. “El trabajo de Ballen está relacionado con la fotografía documental. Tal como él mismo lo comentó en algún momento, su obra está más cercana al “documentalismo de ficción”, o sea, se genera una mezcla entre la realidad y la irrealidad. Por lo mismo, no sabemos qué es verdad y qué no, confundiéndonos. Destaco su relación con los seres humanos y los animales, como representación de lo que se podría pensar como ‘residuos de la sociedad’. En su obras, estos se transforman en protagonistas de reflexiones y en críticas sobre cómo habitamos. ¿Quién es el otro?, ¿nosotros, ellos o todos? Ballen nos hace dudar de todo, no existe una sola respuesta a su obra, lo que nos obliga a cuestionar lo que está establecido en el arte y la fotografía”, explica Montserrat Rojas.
Es considerado uno de los fotógrafos más importantes del siglo XXI, donde su trabajo ha tenido una evolución considerable durante los últimos cinco años. Ha trabajado en la dirección de arte de videos musicales como el realizado en “I fink u freeky” para la banda Die Antwoord. “Considero que hubo un quiebre importante en la obra de Ballen cuando realiza su video con la banda Die Antwoord. No solo logró impregnar su estética, sino que mantiene su obra y además logra circular en otros espacios. Ballen logra salir del mundo de la fotografía, entrando al campo de la industria masiva, generando una gran fascinación de diferentes públicos que quizás no son el publico de la foto. En resumen, Ballen logra crear disímiles audiencias en su obra. Es un artista que no tiene miedo. Él es capaz de experimentar con diferentes ideas, personas etc., pues tiene muy claro cómo y qué significa su trabajo”, dice la curadora.
La relevancia de su trabajo hace que forme parte de importantes colecciones, como es el estar en el Centre Georges Pompidou de París; en Berkeley Art Museum, de California; en el MoMA de Nueva York; en el Victoria & Albert Museum de Londres y la Tate Britain, entre otras instituciones. “Hoy Roger Ballen trabaja desde las instalaciones. Lo que él genera en el campo de sus imágenes de ficción lo transforma en una obra completa. Ejemplo de esto es lo que está por inaugurar en el Festival de Fotografía de Arles, Francia, donde le pasaron una casa abandonada para que trabaje en ella. Allí se verán fotografías, videos, dibujos, objetos, etc…”, suma la curadora.
La importancia de tener a este gran artista exponiendo en Chile radica también en la evolución de su obra. “Sus imágenes permiten pensar desde las emociones. Me gustan sus ideas y proyectos, porque es capaz de dialogar con distintas disciplinas, sin cambiar su postura estética. Me refiero específicamente a su decisión política de trabajar desde lo análogo y en blanco y negro. Estas decisiones impregnan toda su obra de los últimos 40 años. Lo que me hace pensar en que la fotografía, en sus inicios, era en blanco y negro. No fue una opción. Durante mucho tiempo sacar fotografías en color no existía. Ballen lo tiene como concepto primordial en su obra, además él mismo declara que cambió parte de tu trabajo, porque quería salir de la fotografía documental tradicional, algo que está absolutamente logrado. Sin lugar a dudas, es un gran pensador en lo que se refiere a la fotografía, y pienso que esto debería inspirar a otros artistas”, señala Montserrat Rojas.
Cabe señalar que este trabajo curatorial fue realizado desde Matucana, es decir, no es una exposición que esté en itinerancia o que venga armada desde otro país. “En ese sentido, me parece que Matucana 100 está haciendo una gran labor en crear espacios donde la investigación curatorial sea local, dándonos un lugar internacional en el país. Creo que además Chile está totalmente listo para que otros curadores trabajen a nivel internacional trayendo artistas importantes”, concluye la curadora.

Roger Ballen vendrá a Chile a cerrar la muestra y a realizar una serie de actividades públicas.

 

En Galería de Artes Visuales de Matucana 100 hasta el 3 de septiembre. Mar. y mié. de 12 a 18 hrs. Jue. a sáb. de 12 a 21 hrs. Dom. 12 a 20 hrs. Entrada liberada.