*

Más Deco

Hotel, espacio, deco, diseño, La Mamounia, arquitectura

El cielo en la tierra

Un hotel histórico, de lujo y experiencias. Visitado por generaciones de celebridades de todo el mundo. La Mamounia, casi de 100 años, tiene asegurado su sitial por una centuria más.


Mientras reporteamos para escribir la historia y presente de uno de los hoteles de mayor tradición del mundo, en La Mamounia todos corren. Este año Dior decidió hacer su “Cruise Show 2020” en Marrakech y el hotel emblema de la ciudad está a tope. Acostumbrados eso sí al lujo y a una rutina de película, en La Mamounia como es sabido han descansado desde políticos como Charles de Gaulle a cineastas, artistas y toda la fauna de ‘celebrities’ que podamos imaginar. Dicen que en Marrakech se ven los atardeceres más imponentes e imborrables del mundo, que la luz del sol en sus cálidas y rojas construcciones, vigiladas por el Macizo del Atlas de los talantes, cae de manera singular.
Dicen también que recorrer los jardines de este hotel con casi 100 años de historia es un sueño y que el sitio más ‘instagrameado’ de Marrakech está allí en La Mamounia en su portal de mosaicos.

Como todo en estas latitudes, hablamos de años de historia. La Mamounia fue concebido en 1923 por los arquitectos Prost y Marchisio. “Desde de su creación, La Mamounia demostró ser un auténtico monumento, combinando la arquitectura tradicional marroquí con el estilo art deco. Desde sus orígenes, nunca había sido lo suficientemente grande como para acoger a todos los huéspedes que deseaban hospedarse en él; a fines de los años 30 el hotel solo contaba con 50 habitaciones. En 1946 vivió su primera expansión, añadiendo otras cien habitaciones que serían reformadas sucesivamente en 1950, 1953, 1986, y finalmente en 2006, para una reapertura con 210 llaves el 29 de septiembre de 2009”, explica Denys Courtier director regional, comercial y de marketing.

En medio de su agenda de visita a Santiago para presentar La Mamounia a pequeños grupos, Denys se reúne con nosotros para conversar sobre lo que significa este hotel en la tradición del lujo y la hotelería del mundo entero. “A lo largo del año llegan y se van de La Mamounia visitantes de los cuatro rincones del planeta.  Muchos famosos lo han visitado; Winston Churchill solía establecer allí su cuartel de invierno, Charles de Gaulle lo hacía también, y a lo largo de los años la reputación de Marrakech y La Mamounia ha atraído la atención de directores cinematográficos franceses y americanos. Eric von Strohein grabó “Alerte au Sud” en 1953. También se filmó allí “El hombre que sabía demasiado”, de Hitchcock. En 1955, Chaplin tuvo una gran bienvenida en el hotel, la misma que Marcello Mastroianni,  Oliver Stone, LucBesson y Martin Scorsese. En sus jardines han paseado otros íconos como  Charlton Heston,  Nicole Kidman o diseñadores como Yves Saint Laurent y Pierre Balmain –quien continúa frecuentando el hotel–, o Versace, Kenzo, Valentino y Jean Paul Gaultier. En 1968, con la explosión de grupos de rock, Marrakech dio la bienvenida a los RollingStones y así…”, rememora Courtier con una lista que podría convertirse en infinita.

El origen y el estilo
Para encontrar el origen del nombre de La Mamounia hay que remontarse hasta el siglo XVII. Su historia comienza con el rey Sidi Mohamed Ben Abdallah, que tenía por costumbre obsequiar a sus hijos como regalo de bodas una casa con jardín. Sus cuatro hijos, Abdessalam, Mamoun, Moussa y Hassan dieron nombre a los jardines que recibieron del Rey.Aunque estos jardines “arsats” aún son conocidos, solo el arsat Al Mamoun, que perteneció al príncipe Mamoun, alcanzaría la fama, inspirando el nombre de La Mamounia. Se dice que para divertirse, el príncipe solía organizar en él extraordinarias garden parties (fiestas de jardín conocidas en árabe como ‘nzaha’), hábito muy popular en numerosas ciudades marroquíes.El magnífico jardín, recordado por aquellas diversiones reales, es hoy una atracción y un placer para los huéspedes tanto por sus dimensiones (8 hectáreas) como por su particular flora: 700 naranjos, 5.000 rosales, 21 especies de cactus y 6 de palmeras, 200 olivos, sumados a un festival de colores, aromas, formas y texturas. Limoneros, jacarandás, buganvillas, amarantos, agaves, chumberas; cada macizo y cada bosquete es un ejemplo de belleza.

El año de su creación, 1923, se levantó un edificio de inspiración andaluza en un jardín del siglo XVIII, junto a la mítica torre de la Koutubia, y se decoró en el estilo art deco, que sobrevivió a las posteriores reformas de los años 50 y 80. En 2006 sus propietarios decidieron una intervención radical, para lo cual contrataron a Jacques García, quien optó por conservar lo anterior a 1930, eliminando posteriores añadidos, y esos antiguos elementos fueron la base e inspiración. mamounia.com

Ideas que inspiran. Un emblema del estilo y la hotelería en su esplendor, en La Mamounia se vive el lujo.