*

Más Deco

CONSUMO

Consume inteligente; consume justo

Sobre los mil millones de toneladas de comida terminan cada año en la basura en todo el mundo. Cómo aprovecharla mejor y conservar más tiempo los alimentos es lo que te contamos en las siguientes líneas.


Disminuir los efectos de los gases invernadero responsables del cambio climático no pasa solo por el cambio-ahorro de energía. Sabemos desde hace años que el sector de la alimentación con toda la cadena de producción y distribución, desde el uso del suelo hasta que la comida llega a tu boca, tiene su gran cuota de responsabilidad. Criar menos ganado, optar por cultivos que requieran menos agua son la regla hoy, pero también como consumidor puedes aportar planificando tus compras, comidas, y conservando mejor tus alimentos.

EN CIFRAS

10% de las emisiones globales de carbono son atribuibles a la pérdida y desperdicio de alimentos.
Fuente: Panel Intergubernamental del Cambio Climático IPCC que asesora a la ONU.

23% de los gases de efecto invernadero que genera el ser humano provienen de la agricultura.
Fuente: Informe IPCC.

220.000.000 de toneladas de alimentos se pierden anualmente en Latinoamérica y El Caribe.
Raíces, tubérculos y cultivos oleaginosos: 25%.
Frutas y hortalizas: 22%.
Carne y derivados de animal: 12%.
Cereales y legumbres: 9%.
Otros: 10%.
Fuente: SOFA 2019, FAO.

1/3. Se estima que un tercio de la producción mundial de alimentos se pierde.
Fuente: INTA 2018 Manual de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos.

1.400 millones de hectáreas, se utilizan en el mundo para producir alimentos que nunca llegarán a ser consumidos.
Fuente: INTA 2018 Manual de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos.

EL QUE GUARDA SIEMPRE TIENE
 
Consumo, consumo justo, alimentos, medio ambiente, conservar, casa oficios, frutas, verduras, vinagre casero, chips de papas, jalea, recetas, Básicamente existen 6 métodos para conservar alimentos y guardarlos para otras temporadas: salar, secar, encurtir o adobar, envasar en frascos, latas o botellas, hacer mermeladas, jaleas o chutneys con ellos, o simplemente congelarlos.
Te contamos 2 de los más fáciles como se señala en “Guía Práctica de la Vida Autosuficiente” y “El Horticultor Autosuficiente”, dos maravillosos manuales de la vida autosustentable de John Seymour, editado por Blume. (www.contrapunto.cl)

Secar
Es la forma más fácil de conservar los alimentos y para ello no es necesario comprarse una deshidratadora ni nada sofisticado. ”Se pueden secar casi todos los productos hortícolas, pero da mejores resultados con hierbas aromáticas, muchas de las frutas y algunas hortalizas”.
Las frutas que mejor se secan son las manzanas, damascos, duraznos, uvas, ciruelas, higos y grosellas.
1. Las frutas grandes se cortan en rodajas delgadas (manzanas por ej.); duraznos y damascos, partidos por la mitad y las frutas pequeñas –como las ciruelas o menores– se dejan enteras.
2.  Estas últimas se sumergen en agua hirviendo 1 minuto y se las deja enfriar en agua, mismo método que se usa para secar pimientos.
3.  Para que conserven su color se las sumerge en 1 litro de agua con 2 gramos de ácido ascórbico.
4.  Para secar las frutas u hortalizas lo más simple son bandejas perforadas, tipo bastidores, con rejilla, por ejemplo, y papel. Se dejan en un lugar templado en la casa o a la intemperie.
5.  Para reconstituir los alimentos basta verterles agua hirviendo para que absorban nuevamente la humedad. Las pasas y grosellas, sin embargo, quedarán secas.

Salar
Se recomienda para cualquier verdura dura y crujiente como los porotos verdes.
1. Limpias, frescas e intactas, no viejas, señala Seymour, se lavan las hortalizas y se pone una capa de ellas en el fondo de una olla y se las cubre con salmuera.
2. La salmuera tiene una proporción de 10% de sal respecto del agua y se revuelve mientras hierve. “Será bastante fuerte cuando una patata flote en ella. Una vez que hirvió se la deja enfriar tapada y servirá incluso para conservar cualquier tipo de carne”, dice Seymour.
3. Se añade otra capa de hortalizas y otra capa de salmuera y sal seca y se prosigue con estas capas hacia arriba de la olla, capa de verdura, capa de salmuera, capa de sal. (Mejor si es gruesa).
El agua que sueltan las verduras diluirá la salmuera, por lo que hay que ir agregando sal y sacar la espuma de la superficie que puede producirse.
4. Se pone 1 cm de aceite vegetal para que aísle herméticamente la salmuera y se deja tapada la olla con un plato sujeto por una piedra, nunca con metal. Se la guarda en una despensa fresca por 3 semanas.
5. Cuando se quiera comer las verduras se sacan y lavan-enjuagan por media hora para que pierdan la sal.

Planifica
Antes de ir a comprar tómale una foto al refrigerador para tener claro qué tienes, qué falta y no comprar de más.
Revisa las porciones. Los estudios dicen que los niños comen solo un 60% de lo que se les sirve.

Organiza
Almacenar correctamente en el refrigerador puede alargar la vida de los
alimentos de 3 a 20 días.
Arriba: los lácteos y huevos.
Centro: productos listos para comer o ya preparados.
Abajo: frutas y verduras.
Congelador: porciona y marca qué contiene cada pote y su fecha.

¿CUÁNTO DURA?: PARA CONSERVARTE MEJOR

Sin refrigerador
Consumo, consumo justo, alimentos, medio ambiente, conservar, casa oficios, frutas, verduras, vinagre casero, chips de papas, jalea, recetas, Las frutas y verduras de zonas tropicales, o de verano, como los plátanos, van fuera.

La papas, ajos, cebollas se conservan mejor en lugares oscuros para que no germinen. Se pueden guardar en una bolsa de tela para conservarlas más tiempo.

Las verduras y frutas que aún no han madurado se dejan a temperatura ambiente y sin sol directo (tomates, paltas, frutas con carozo).
Los cítricos, plátanos, melones, sandías, piñas y granadas, tomates van fuera del refrigerador porque conservan mejor su sabor.

Las manzanas también se pueden guardar fuera por menos de 7 días.

Con Refrigerador
Pescados, carnes crudas van en el estante más frío y separados de otros alimentos listos para comer, por si los primeros tuviesen algún tipo de microbios. Van en envases sellados.

Damascos, arándanos, cerezas, uvas, frambuesas, frutillas. Las manzanas pueden durar más de 7 días, pero debes almacenarlas envueltas en papel porque desprenden etanol que acelera el proceso de maduración de los otros alimentos cercanos.

CON LOS DÍAS CONTADOS…

En la parte más fría del refrigerador los alimentos te durarán:

Embutidos sin sellar: 3-5 días.
Jamón cocido: 2-3 días.
Carnes: 3-5 días.
Carne cocinada: 3-4 días.
Salchichas: 1 -2 días.
Pollo, pavo crudo: 2 días.
Mariscos: 3 días.
Pescado crudo: máximo 1 día.
Carne picada, restos: 2-3 días.
Guisos, sopas: 3-4 días si no llevan carnes o pescado.

Huevos cocidos: 1 semana.
Platos con huevo: 3 días.
Leche: 3-5 días.
Pasteles, tortas: 3-4 días.
Quesos blandos: 2-3 semanas.
Quesos duros: 1-3 meses, depende del queso.
Mantequilla: 1 mes (no ponerla en la puerta del refrigerador por los cambios de temperatura).
Frutillas: 2-3 días.
Fuente: EUFIC. OCU. El País

Cubitos sanos: “Cuando te queda un pedacito de cebolla, un pedacito de verduras, de perejil, puedes hacer un caldo de verduras increíble con todos los restos. Haces el caldo, luego lo pasas a una cubetera de hielo, lo congelas y pasas los cubitos a una bolsa. Tendrás siempre caldo hecho en casa”, Camila Moreno.

RED DE ALIMENTOS

Buenos Ejemplos
Red de Alimentos es una alternativa sostenible que básicamente recupera alimentos y artículos de primera necesidad que las empresas no comercializarán, –pero que están absolutamente aptos para el consumo humano–, y los distribuye entre organizaciones sociales que atienden a personas en situación de vulnerabilidad o de escasos recursos.
En total, cuenta con 156 empresas socias: entre las principales estratégicas y patrocinadoras estan Walmart, Nestlé, Soprole y Watt’s. Otras ayudan con servicios y financiamiento, como BCI, Abastible o Unilever, y otras son socios colaboradores y contribuyentes.

En cifras:
Son 294 organizaciones sociales con 923 centros, distribuidos entre Valparaíso y Biobío, en sectores como Puente Alto, Los Andes, San Fernando y Viña del Mar, entre otros, los receptores y beneficiarios de la Red, que desde sus inicios en 2010 hasta la fecha ha rescatado 34 millones de kilos de alimentos. Un 45% corresponde a lácteos, frutas y hortalizas, y un 55% a otros productos, evitando la emisión de 78 mil toneladas de CO₂.

¿Cómo funciona?
Red recibe los productos, los chequea y mantiene sus condiciones de inocuidad; los asigna y finalmente distribuye según las necesidades y capacidades de consumo de las organizaciones beneficiarias, que atienden hogares de ancianos, de niños, de personas con discapacidad o en rehabilitación, o a cargo de colegios, jardines infantiles, hospitales, o que entregan canastas familiares.
www.redalimentos.cl

SALVEMOS LA COMIDA, LAS 4C

El año pasado FAO, Unilever y el Comité Nacional de Prevención, Pérdida y Desperdicio de Alimentos lanzaron la campaña Salvemos la Comida, para promover las buenas prácticas entre los consumidores, destacando las “4C”:

1. Compra: solo lo que necesitas, haz una lista y no compres más de lo que puedes consumir.
2. Consume: calcula bien las porciones. Come y sirve porciones más pequeñas y comparte, por ejemplo, los platos grandes en los restoranes.
3. Conserva: almacena los alimentos de una manera adecuada para conservar su frescura.
4. Convierte: lo que te sobró de una preparación. Puede ser el almuerzo o la comida del día siguiente. Piensa antes de botar la comida.

¡NO LO BOTES, HAZ ALGO RICO!

Camila Moreno, chef y profesora de talleres culinarios en Casa de Oficios, nos explica 3 recetas ultra fáciles para aprovechar los restos de manzana, papas o esas frutillas blandas que ya nadie quiere comer. No los mandes a la basura, llévalos deliciosamente a tu estómago.

Consumo, consumo justo, alimentos, medio ambiente, conservar, casa oficios, frutas, verduras, vinagre casero, chips de papas, jalea, recetas,

Vinagre hecho en casa

Ingredientes
450 g de cáscaras y centros de manzana o membrillo (de 6 frutas aprox.)
2 cucharadas soperas de miel, ojalá orgánica o azúcar rubia de buena calidad
4 tazas de agua filtrada
1 pañal o gasa
1 contenedor grande para poner la fruta, un bol, frasco o pote que haga de peso

Paso a paso
1. Las cáscaras, centros de la fruta, palito y semillas incluidas se lavan e introducen en el contenedor y luego se agregan las 2 cucharadas de miel o azúcar rubia.
2. Se revuelve todo embadurnando la fruta y se agrega el agua. Se revuelve de nuevo y se tapa con un bol, plato, o frasco, algo pesado que mantenga la fruta cubierta de agua y no a flote.
3. Cubrir el contenedor con una gasa o pañal y se deja fermentar, revolver 1 vez al día, cada 24 hrs.
4. Si lo hiciste con miel estará listo para quitar los descartes, (dejar solo el líquido), en 2  semanas; si fue con azúcar, en 1 semana. Luego lo dejas reposar 2 semanas más.
5. Cuélalo y, si ya adquirió el sabor de vinagre, puedes guardarlo en un frasco sellado, en un lugar fresco y de temperatura estable todo el día, como un mueble que no tenga sol directo.
6. Los restos de fruta puedes compostarlos.
Usa todo, cuchara y frascos esterilizados (hervirlos 20 min). Usa fruta buena y fresca, no pasada.
deliciosamente a tu estómago.

Ñammmmm chips de papa, más fácil y rico imposible

Ingredientes
Cáscaras de papa
Aceite de oliva
Sal
Papel mantequilla

Paso a paso
1. Pon un papel mantequilla en la bandeja del horno.
2. Lava las cáscaras (para sacarles el almidón y no queden chiclosas).
3. Corta las cáscaras en tiritas, ponles sal y un chorrito de aceite de oliva (que queden solo humectadas).
4. Ponlas en la bandeja del horno y muévelas cada 10 minutos para que no se quemen, se vayan deshidratando y poniendo crocantes.
5. Déjalas por 25 minutos a fuego alto y ¡voilá!, tendrás unos crujientes chips de papa deliciosos y sanos para cualquier hora.
“Puedes guardarlas en un contenedor bien sellado y se conservarán crocantes bastante tiempo, por ejemplo, como colación para los niños.
Con menos aceite durarán más y no tendrán sabor rancio”, dice Camila Moreno.

Jalea de frutillas

Ingredientes
4 tazas de jugo de alguna fruta (frutillas) ya filtrado. Sirven también el membrillo y los berrys
2 cucharadas de jugo de limón o 3 cucharadas de pectina
¾ taza de azúcar
1 bolsita de pectina

Paso a paso
1. Filtrar el jugo de la fruta en un pañal o gasa, dejando que drene por 2 horas y luego toma del drenado las 4 tazas de jugo.
2. Hervir por 10 minutos el jugo con la pectina o el jugo de limón.
3. Envasar en un frasco o contenedor de vidrio y a comer una rica jalea con galletitas, grisines o tostadas.

“Para lograr esta idílica sustentabilidad de la cocina es súper importante manejar la estacionalidad de los alimentos para no perder nada”, dice Camila Moreno.

TALLERES

Hazlo tú Mismo
Casa de Oficios da cada mes un taller de conservas naturales con Camila Moreno que incluye todos los materiales para aprender a hacer mermeladas, pickles, salsas y aderezos, más una conserva en aceite. Valor: $40.000. Próximas fechas: jueves 5 de marzo (18:30 a 21:30 hrs.), lunes 6 de abril (18:30 a 21:30 hrs.)

Otros Talleres
Quesos Artesanales Nivel Inicial: queso fresco, ricota, manchego, mozzarella, cheddar, camembert y stilton es lo que aprendes a hacer, más un cheese & wine. Fechas: del 25 de marzo al 29 de abril de 19:00 a 22:00 horas.
Valor: $280.000, incluye todos los materiales.

Cerveza Artesanal:
Fechas 21 de marzo de 10:00 a 18:30 horas y sábado 25 de abril de 10:00 a 18:30 horas.
Valor: $60.000. www.casadeoficios.cl