*

Más Deco

ayma, arquitectura, diseño, sustentabilidad, medio ambiente, consciencia, huella de carbono, aguas grises, agua, piscinas naturales, casas, jardines, tierra, construcción regenerativa

Construcción regenerativa

Devolverle a la tierra lo que ocupamos de ella. Bajo esa filosofía, Ayma diseña y construye proyectos de arquitectura y paisajismo en la precordillera. Su proceso constructivo –amigable con el medioambiente–, la incorporación de techos verdes, el aprovechamiento de aguas grises y la reforestación de suelos erosionados son parte de los principios que garantizan la sostenibilidad de estas casas vivas. Aquí, una guía de cómo lo hacen y los beneficios de su implementación.


SISTEMA CONSTRUCTIVO
La quincha consta de una estructura de madera clásica reforzada con fierro y la quincha, que es mezcla de tierra y paja, o fardos completos; se utiliza como aislación, en vez del poliestireno expandido (EPS). Es un modelo ancestral al igual que el adobe. En Ayma lo implementaron hace 8 años, cuando una de sus socias, Nicole Spencer, se construyó su propia casa. “Antes construíamos en piedra, hormigón y madera, pero cuando hice el análisis térmico de los materiales llegué a la conclusión de que la tierra era lejos mejor, además más sustentable. Desde ahí tomamos la decisión de no construir más en otro material”, asegura la arquitecta.
El proceso es un poco más lento o especializado, pero, según los arquitectos, sin mayor dificultad. “Los albañiles que estucaban nuestras casas se fueron capacitando para trabajar en tierra. Y es mucho más amable también para ellos, que el cemento, un material que les parte las manos”, explican.

La oscilación térmica: al interior de una casa de quincha y fardos es baja, manteniéndose siempre entre los 15° y 20° y no se ve mayormente afectada por cambios de temperatura exterior, manifestándose estos mínimamente y a lo largo de varias horas. Esto se traduce en eficiencia energética, permitiendo un importante ahorro en climatización.

Mínima emisión huella de carbono:
al trabajar con materiales naturales como son tierra y paja en vez de poliestireno expandido (EPS). Además, el color de los muros son estucos de tierra de tinte natural encontrados en el mismo cerro. Entonces tampoco hay revestimientos químicos. Y finalmente el ciclo de vida de la casa, al ser materiales orgánicos, es una casa biodegradable.

 

TECHOS VERDES
Aislación: En Ayma explican que existe un error común que es pensar que lo más importante a la hora de aislar una casa son los muros, sin prestarles mayor atención a los techos. Por eso las mansardas terminan siendo invivibles. Sin embargo, el 80% del calor entra y se pierde a través del techo. Por lo mismo es mucho más importante aislar un techo que un muro. “Nosotros aislamos los techos con estos jardines verdes, que además de ser sumamente eficientes en ahorro energético, tienen miles de otros beneficios”.

Generan oxígeno: El techo verde equivale a una porción incluso de un bosque. Es mucha la captación que logra un techo verde en CO₂, de hecho hay países donde es una exigencia que los techos tengan una superficie de vegetación porque ayudan a purificar el aire. Atraen polinizadores y son un aporte estético. Los vecinos prefieren ver un jardín verde que un techo de zinc. Y el rebote de la luz de los techos metálicos hacia el cielo afecta la fauna silvestre.

Captación de aguas lluvias: Transformas un techo que sería una superficie impermeable en permeable, porque atrapa esta agua y la retiene en el techo.

Impermeabilización: Como tiene una saturación constante de agua es importante una buena impermeabilización.

Durabilidad: El mismo techo vegetal cuidará esta cubierta mejor que si no la tuviera, porque actúa como un colchón.

ayma, arquitectura, diseño, sustentabilidad, medio ambiente, consciencia, huella de carbono, aguas grises, agua, piscinas naturales, casas, jardines, tierra, construcción regenerativa

PISCINAS NATURALES
Aquí son las plantas y especies vegetales las que hacen el trabajo de depuración, no se utiliza cloro. Existen 4 grados de piscinas naturales según su grado de cristalinidad.

Mantención: Las con mayor grado de cristalinidad requieren filtro, una bomba, filtro UV, la misma mantención que una piscina normal.

Diseño: Deben tener cerca del 80% de la superficie de nado en plantas depuradoras para lograr una buena purificación y regeneración del agua.

Ecosistema: El entorno natural atrae libélulas y polinizadores favoreciendo el ecosistema.

La temperatura: Es por lo menos 2 o 3 grados mayor que una tradicional.

Calidad del agua: Existe una clara diferencia en tragar agua con presencia de cloro versus agua purificada.

Inversión: La piscina natural tiene un costo a corto plazo, que es un periodo de adaptación de dos años para que funcione realmente bien. El agua pasa por toda la gama de verdes posibles porque están las plantas recién creciendo, y no pueden hacer el trabajo inmediatamente y al comienzo requiere más aspirado. Sin embargo, a largo plazo, el agua que aspiras la idea es que se lleve a un estanque que recircule, para riego de jardín.

ayma, arquitectura, diseño, sustentabilidad, medio ambiente, consciencia, huella de carbono, aguas grises, agua, piscinas naturales, casas, jardines, tierra, construcción regenerativa

AGUAS GRISES Y NEGRAS
En Ayma han experimentado el tratamiento de aguas residuales con el sistema Tohá®, que es el lobrisante, a través de lombrices californianas que depuran el agua, y también con humedales, básicamente por medio de plantas que hacen ese mismo trabajo. “Los humedales nos gustan mucho porque la misma planta de tratamiento es un jardín, igual que los techos verdes y las piscinas naturales. Si miras las fotos aéreas de nuestros proyectos todos los sistemas son verdes”, afirma Nicole Spencer.
En ambos sistemas el agua se va a estanques que la cloran y después la decloran, según la exigencia de la Seremi, para posteriormente ser filtrada e ir a un estanque que la recircula hacia los techos verdes o hacia macizos de jardines.

Ahorro: En una casa lo que cubre un sistema de riego por goteo es aproximadamente 300 metros cuadrados de área verde, por lo tanto, cuando queda corriendo el agua por lo menos sabes que se está recirculando.

Mantención: No la usan para regar pasto o riego por aspersión, principalmente por precaución, por si no están dándole una correcta mantención. Es importante  limpiar con seguimiento las cámaras desengrasadoras  y de cortajabón.

ayma, arquitectura, diseño, sustentabilidad, medio ambiente, consciencia, huella de carbono, aguas grises, agua, piscinas naturales, casas, jardines, tierra, construcción regenerativa

JARDINES
Regenerar: Tratan de reforestar, por eso en Ayma hablan de proyectos regenerativos más que sustentables. “Sustentables es que no daña, pero regenerativo es que además ayuda a regenerar o a recuperar suelos dañados. El primer condominio lo trabajamos con una donación de la Conaf de 2.000 quillayes que ocupamos en cercos verdes”.

Mantención: Principalmente las especies que escogen son nativas de la zona, las que necesiten menos mantención y menor requerimiento de agua.

ayma, arquitectura, diseño, sustentabilidad, medio ambiente, consciencia, huella de carbono, aguas grises, agua, piscinas naturales, casas, jardines, tierra, construcción regenerativa