*

Más Deco

sansabor

Con caldo y leña

Ver partirse el cielo lloviendo mientras adentro de la casa una olla humea la exquisita preparación de una carne mechada hecha por horas y las ventanas empañadas. Así decidió vivir Santiago Sahli cuando cerró Santiago y partió al Sur junto a su pareja para vivir en calma y armonía.


El diseñador Santiago Sahli –conocido por su proyecto Sansabor, que promueve la cocina fácil y rica a través de su web y editorial– estaba con ganas de dejar Santiago y replegarse a lo natural, cerca del campo, y lejos de la locura capitalina. Puerto Varas fue el lugar elegido, ya que su cuñado y amigos habían hecho la avanzada instalándose en la zona. “Durante un año fuimos varias veces y nos gustó la mezcla que ofrece esta ciudad. Es vivir campestremente pero en un pueblo con movimiento y donde hay muchas cosas pasando, con hartos emprendimientos gastronómicos y cerca de la mejor materia prima”, explica Sahli, quien vive junto con su pareja a las afueras de Puerto Varas, en la mitad del camino que une esta ciudad con Llanquihue.
Desde el Sur, y con su marca Sansabor, sigue dedicado al desarrollo de contenido audiovisual enfocado en lo gastronómico, tanto con fotografías y videos culinarios, pensados para redes sociales y para fines publicitarios de diversas marcas, clientes fijos y proyectos que se van sumando. La otra rama es Sansabor Papel, el proyecto editorial que fundó a principios de este año con el lanzamiento del primer libro “Sansabor Carrete”. “El libro ha tenido buena acogida porque tiene dos vetas notorias y distintas. Por un lado agarra un tema específico y trata de transmitir el ambiente cuando uno cocina esas recetas. Se pensó en ideas fáciles para salir del entuerto cuando invitas gente o estás invitado a un carrete. Por otro lado tiene lo de la autopublicación y hacer una pieza de publicación que fuera completamente de mi gusto y salirse un poco de los cánones editoriales, que son muy estandarizados, principalmente en libros de cocina”, cuenta Santiago, que ya trabaja en el segundo libro, encontrándose hoy en la fase de producción para poder lanzarlo el segundo semestre de este año.
Con el ritmo más pausado y sureño, Santiago reparte su día entre el trabajo, la casa y está aprendiendo cerámica para hacer sus propios platos y ollas. “Los beneficios de vivir en el Sur son el clima, yo necesito lluvia, humedad y verde. La falta de lluvia en Santiago me estaba afectando mucho. Necesitaba una vida más tranquila, sin tumultos ni tanto ruido. Acá es todo más pausado. Cuando llegas y miras el ritmo de andar apurado sin motivo te das cuenta de que estás en otro carril. Agarré un ritmo de estresarme menos y es estimulante. Para mi trabajo me ha encantado la facilidad para encontrar buenos productos. De a poco estoy empezando a plantar, y fue cosa de llegar y encontré un sentido de pertenencia en este lugar. Se vive a menor escala, todo más acotado”, explica Santiago.
El estudio donde trabaja lo tiene en la casa y está con ganas de armar algo en el pueblo para estar más acompañado. “Intercalo el trabajo de producción, que es en la casa, y cuando es trabajo de computador me voy a cafés. Ahora en el invierno estoy tratando de adoptar el ritmo sureño de almorzar a las 12.30 y comer a las 8 p.m., lo que hace que te quede tiempo para ver películas o series y dormirte a buena hora”, cuenta Sahli.
A Sahli le encanta la cocina que no pertenece a un tipo como tal, le gusta la comida casera, hacer con lo que uno tiene ahí. “Caigo en guisos hechos a la cacerola, por eso me gusta tanto la lluvia afuera y la olla humeante adentro. Mis preparaciones creo que tienen buena acogida por los ingredientes, que son conocidos pero están hechos con un giro”, concluye.

El libro se vende en sansabor.cl a $11.900 con despacho a todo Chile. @sansabor

 Sansabor, puerto varas, casa, cerámica, Cocina, Santiago Sahli,