*

Más Deco

11.JPG

Blanco y color

Nos trasladamos, primero, al hábitat del destacado pintor Francisco Bustamante en NY, un espacio sencillo, práctico, rebosante en ideas creativas. ¿Cuáles son estas ideas? Sus obras, por aquí, por allá. Obras que hablan y decoran exultantes de color. Además indagamos sobre su próxima muestra en Santiago, a días de inaugurarse.


Un espacio diáfano donde las obras son las protagonistas. Ellas hablan, entregan mensajes claros de grandeza y de color, en medio de un lugar pequeñito, sencillo, blanco en su destreza.
Aquí vive el artista Francisco Bustamante, un departamento tipo loft en Brooklyn, NY; aquí sus sentidos despiertan y los hace desfilar para converger en su obra. Con el mobiliario preciso, una vista preciosa al puente Williamsburg y una excelente luz natural, el departamento ubicado en el barrio del mismo nombre, el lugar donde Bustamante duerme, cocina, habita, y donde también trabaja. De hecho, estos últimos años ha estado preparando lo que mostrará a partir del próximo 5 de abril en la Galería Artespacio en Santiago de Chile. Se trata de “La inestabilidad de lo bello”, una muestra que intenta plasmar la búsqueda permanente del artista por la belleza, y que evidencia, a la vez, una marcada investigación en torno al color y cómo este se desenvuelve en su universo. “Pienso en el concepto de la belleza permanentemente. Cómo hacer para acercarse a ella. Ahí la columna vertebral de la muestra. No es posible definirla ya que se manifiesta de infinitas maneras. En mi caso particular, tengo el privilegio de darme el tiempo de divagar y pensarla. En la práctica, mis trabajos se acercan a resultados infundidos por la pulsión, expresividad e inseguridad representada. Hay una pelea de color y forma, de vacío y saturación, de la luz y lo oscuro. Y ojalá provisto de espíritu, que finalmente es lo único que importa”, señala Francisco.
Francisco Bustamante ha expuesto de manera individual en Londres, Atenas, Nueva York, Lima, Beijing, Santiago y otras ciudades a lo largo de Chile. Ha participado en ferias internacionales de arte en Chile, Perú y EE.UU.
“No he mostrado pintura hace unos tres años. Más que expectativas, estoy contento de mostrar una selección del trabajo que he hecho en Nueva York que me parece tiene algo de sensual. Sensualidad en la exuberancia del color y en formas orgánicas de la flora y el cuerpo humano. Esta muestra me parece un buen ejercicio para lo que viene adelante”, señala el artista.
Pero volvamos al departamento. Es un espacio que va mutando todo el tiempo, y según cuenta su dueño, sirve también para mostrar su trabajo a potenciales interesados. Su entorno es bastante entretenido, mucha juventud, restaurantes, tiendas y diversión. Pero adentro, a puertas cerradas, todo un mundo privado –y tranquilo– despierta con Francisco.

inspiracion 1