*

Más Deco

gt2p, cerámica, artesanía, diseño, estudio chileno, diseño 3d, sillas, lava, Tamara pérez, victor imperiale, sebastián rozas, guillermo parada

Autoorganización de la materia

Han recorrido y conquistado el mundo con su trabajo envuelto en una investigación que revisa las fórmulas y cuestiona lo establecido. Son conocidos por innovar en el uso y en la aplicación de metodologías digitales de diseño. Van adelante en la fabricación de materialidades desarrolladas a través de procesos locales. Con todo esto ya da para una conversación más que interesante, pero es que además el estudio de diseño y arquitectura chileno gt2P (Great Things to People) está pensando en sistemas constructivos aptos para Marte.


Tamara Pérez, Víctor Imperiale, Sebastián Rozas y Guillermo Parada forman el estudio chileno gt2P, que hoy funciona en una generosa casa del arquitecto Miguel Lawner en pleno Las Condes. Ellos mismos han definido, desde sus orígenes, la búsqueda de un diseño paramétrico para poder llegar al ADN de cada uno de sus proyectos, mezclando algoritmos de diseño con parte científica y variables locales. Investigan, y no se cansan de hacerlo. Por todo esto y más, su trabajo forma parte de las colecciones del MET en Nueva York, de la Stockholm Furniture Fair en Estocolmo, del Museum of Art and Design, y actualmente están exhibiendo en el Everson Design Museum y en el Cooper Hewitt Design Museum, Design Triennial, ademas de una instalación pública permanente en el London Design Museum, entre otras ferias y museos por todo el mundo.

Cumplen 10 años juntos y los representa hace un buen tiempo la galería neoyorquina Friedman Benda. Este último tiempo sus cabezas están en muchos proyectos, pero la investigación de cómo refundir lava volcánica y crear objetos de lava con una técnica paramétrica sin el computador, ocupando los procesos físicos de los objetos, los tiene en lo alto. “Vemos cómo la materia se autoorganiza”, dice Guillermo Parada.

Llegaron a trabajar con lava luego de hacer una lámpara de cerámica que necesitaban que no se viera el punto de colgado. Buscaron un material que pudiera integrarse plásticamente, materialmente y visualmente a la porcelana. Así se dieron cuenta de que la piedra volcánica se derretía a la misma temperatura que la porcelana se ponía rígida dentro del horno. “Las piedras son de volcanes como el Osorno, el Calbuco, Villarrica, el Llaima, el Melipeuco, pero al final nos dimos cuenta de que el material es el mismo, la única diferencia está en la altura de recolección, a mayor altura es más puro, y si vas bajando está más mezclado con tierra. Se hicieron análisis químicos en la Usach y lo increíble es que es un material que los chilenos tenemos en toda la cordillera y seguimos investigándolo”, cuenta Guillermo.

Fue así como en el 2017 fueron candidatos para la décima edición de los Beazley Designs of the Year del Design Museum de Londres con su proyecto Remolten, “porque tiene la capacidad de revitalizar la industria de la cerámica, ya que tiene un punto comparativo de diferencia con la cerámica china, seríamos un potencial competitivo y esto podría revitalizar este tipo de industrias. Ahora con lo que estamos haciendo con la impresión 3D, este podría ser un sistema constructivo útil para Marte, ya que es puro basalto molido y con una compactadora de energía solar formas los bloques sin necesidad de agua”, dice Guillermo.

El cruce con el diseño paramétrico  está dado a través del diseño de curvas de temperaturas que reflejan cómo se queman las piezas para producir diferentes efectos.

Ustedes mezclan procesos en su trabajo y siempre sorprenden…
Esto es lo que nos permite transitar por arquitectura, arte público y diseño. Cuestionar los procesos productivos. En el área digital está toda la panacea de que la impresión 3D va a reemplazar todo, y pienso que no se tiene que echar por la borda todo lo que se ha inventado. En la banca Suple mezclamos un proceso computacional que es la unión de bronce que une piezas superestándar que son tuberías. Más encima lo apoyamos sobre una piedra en bruto. No hay que diseñarlo todo. Es mezclar patrimonio moderno, el futuro y la naturaleza.

En estos 10 años, ¿cuáles son los momentos luminosos?
Al principio, cuando nos ganamos nuestro primer Corfo, con el Capital Semilla, comenzamos una gira que nos sirvió mucho para internacionalizar nuestro diseño, darnos cuenta de cuáles eran las marcas, galerías y ferias importantes. Eso nos ordenó la cabeza para empezar a darnos cuenta dónde podía calzar nuestro trabajo y empaparnos del mundo del diseño. Recorrimos Suecia, Milán, Bélgica, NY. Esto fue fundamental para sacar nuestro diseño afuera.

Luego, con nuestros propios recursos, llegamos a la Bienal de Bélgica y conocimos la primera marca que trabajó con nosotros, la holandesa DHPH. Y así llegamos a nuestra primera galería en Francia, Galería Gosserez, que puso plata de verdad en el proyecto de los Guarda Secretos, y no fue a consignación.

Al año siguiente partimos a dar una charla a la feria Wanted Design, y ahí mostramos Losing My America en el MAD Museum.
El proyecto de las telas hecho con Paracrafting (dispositivos paramétricos análogos) nos sirvió para mostrarles a los artesanos lo que es trabajar con diseño paramétrico de manera sencilla. Es una tela que tiene posiciones en X y Z y se cuela la porcelana para que luego aparezcan las piezas. Esto es muy importante porque explicamos el diseño paramétrico pero de una manera muy diferente a cómo se venía hablando.

Y también para nosotros fue muy importante cuando entre el 2013 y 2014 conocimos nuestra galería Friedman Benda. Simbólicamente es una de las tres mejores galerías del mundo. Ellos invierten en conocimiento y procedimientos y apuestan a que los diseñadores generen piezas de valor histórico. Ha significado un apoyo económico sólido y constante. Debido a ellos surge nuestra primera exposición en Nueva York llamada Manufacturing Landscape: Manufacturing Memories from our Chilean Landscape, y el estar en colecciones de museos como el MET, Denver Art Museum en Colorado y la National Gallery of Victoria en Melbourne.

¿Qué se viene el 2020?
Siempre hay que estar inventando algo. Viene el arma secreta de la impresión 3D en piedra, este año lo lanzamos, tenemos un equipo dedicado solamente a esto. También se vienen todos los revestimientos de autoorganización de la materia en arena, se viene nuestro primer edificio en Talca, el Atrapagigantes, a través de un Antitotem que estará en el Parque Bicentenario.
www.gt2p.com
www.friedmanbenda.com
@gt2p
@friedman_benda