*

Más Deco

Arquitectura, Premios ISU 2107, innovación, sustentabilidad, urbanismo

Aplausos para estos aportes

Premios ISU 2017. La innovación, la sustentabilidad y el urbanismo en los últimos proyectos arquitectónicos fueron premiados nuevamente. De distintas maneras, dependiendo de sus contextos y requerimientos, cada uno de estos proyectos hizo más de lo que se esperaba y representa un aporte.


Categoría Vivienda: Casa Harrington / Ruiz-Tagle Vicuña Arquitectos e Inmobiliaria Casa Harrington Ltda. La casa Harrington tenía valor patrimonial y venía acompañada por un terreno donde se podía construir un edifico de viviendas. El gran requisito era poner en valor la casa y hacerla parte del proyecto inmobiliario. Todo esto se ejecutó con consentimiento de Monumentos Nacionales y se fueron viendo los detalles para llegar a lo que ellos querían: la recuperación de la casa. Lo que no se podía tocar era la fachada y todo lo que miraba hacia las calles. Sí se podían readecuar los espacios interiores. Como resultado aparece una nueva configuración de departamentos y lofts de formas y superficies variadas; algunos convencionales, otros con desniveles o ventanas en doble altura hacia la calle.
Se resaltaron todos los materiales interiores, el piso, la chapa de ladrillo, las ventanas. “En realidad fue un trabajo de joyería. El proyecto inmobilario buscaba hacer un match con el edifico antiguo, en las líneas, en los volúmenes, las siluetas; con patios interiores que hablaran de lo que había sido el lugar originalmente. La arquitectura hoy tiene otras escalas y materiales. Hubo que hacer un cara del edificio que jugara con la cara trasera del antiguo, esto enmarcado en un patio central. Desde ahí se liberan las formas a otras más contemporáneas y al lenguaje de las viviendas”, explica Carlos Urzúa, de Ruiz-Tagle Vicuña Arquitectos.
“Es una pena pero hay varias casas antiguas en el sector que están con puntales sujetando la fachada, esperando que se caigan para hacer un proyecto nuevo. Es bastante compleja una restauración de este tipo. Más si se acompaña de un proyecto inmobiliario. Es mucho tiempo, energía, plata y trámites. No es primera vez que el mandante hace esto. Siempre está preocupado de tratar de poner en valor edificios existentes en desuso, de devolverlos a la ciudad. Nosotros hemos hecho bastantes remodelaciones de este tipo. De hecho, cerca del Bellas Artes trabajamos en la Casa Naranja. También se compró y se transformó en un hotel boutique, con los mismos procesos con el Consejo de Monumentos. Es el quinto edifico que hacemos en el mismo estilo”. rtv.cl

Categoría Hotelería: AWA Puerto Varas / Arquigestión Mauricio Fuentes e Inmobiliaria / mandante Hotelera Piedra Linda Ltda. Ya hemos dedicado páginas al longevo amor del arquitecto Mauricio Fuentes por Puerto Varas, desde que era mochilero. Contamos cómo esa pasión se materializó en un proyecto turístico de alto nivel, que ha alcanzado éxito en poco tiempo.
La ceremonia de premiación del seminario ISU 2017 trajo una nueva satisfacción para Fuentes: la valoración de sus pares, los arquitectos.
“El turismo es un rubro arriesgado, llevado adelante por gente con mucha experiencia y recursos. Pero teníamos la idea de llevar este lugar a las primeras líneas del turismo en Chile, movidos por una especie de orgullo y cariño. Queríamos que la arquitectura fuera un manifiesto de esa apreciación”, dice Fuentes. Cuenta también que ellos no habían pensado en postular a los premios ISU y fueron incentivados por algunos de sus colegas, para presentarse al concurso.
Este reconocimiento por su arquitectura –distinta a la de la mayoría de los hoteles en la zona, mucho más contemporánea en sus formas y materiales– termina de demostrar que AWA era necesario. “Me gustó mucho que en la presentación dijeran que se destaca por su espacialidad e interiorismo. Llamó mi atención porque todo el interiorismo y paisajismo se hizo acá y es muy simple. No es obra de grandes nombres, solo tiene mucha dedicación. Eso nos incentiva mucho y emociona”. hotelawa.cl

Categoría comercio: Boulevard Ñuñoa / Plan Arquitectos – Rodrigo Cáceres, Alejandro Vargas y Álvaro González / ECM Ingeniería como mandante. El proyecto nace de la necesidad de estacionamientos subterráneos en una zona de Ñuñoa, pero la propuesta arquitectónica fue más allá de eso. El lugar era especial, tenía una imagen clara, consolidada por restaurantes y espacios para la cultura; la propuesta responde a eso que ya se encontraba en el lugar. “Se planteó un piso zócalo donde se podía recoger la actividad gastronómica, evitando restarle prestancia al edificio consistorial, mostrando a la vez una fachada desconocida del edificio”, dice Rodrigo Cáceres. En el origen eso era un estacionamiento al nivel de la calle; la operación de diseño buscó despejar el área y además entregar una plaza. Siendo una concesión, un espacio privado para estacionamientos, aporta con un espacio público. El primer subterráneo o zócalo queda libre para ser ocupado por todos los que quieran, transformándose en un espacio intermedio de la misma calidad que ya se conoce en el lugar, preparado para albergar gastronomía, cultura y convivencia.
“La ecuación logra jerarquizar el edificio, se descubre una nueva fachada y se complementa con lo que ya existe en el lugar”. El jurado valoró que se hiciera una innovación en términos urbanísticos en un sector que ya estaba consolidado. La innovación consiste en la entrega de un espacio público y una propuesta nueva para lo que estamos acostumbrados a ver en un estacionamiento subterráneo. Mientras en muchas otras partes el estacionamiento funciona como un equipamiento para otras actividades, en este caso se consigue un objetivo distinto. Un lugar que es normalmente árido y frío cambió completamente bajo estas operaciones.
“Revelar una nueva fachada del consistorial también es un gran logro, ya no quedó solo la Plaza Ñuñoa como la conocíamos, ahora está disponible también la parte de atrás”. planarquitectos.cl

Categoría oficinas: Parque Titanium / Senarq – Abraham Senerman Arquitectos e Inmobiliaria Parque Titanium. La propuesta urbana de Parque Titanium incorpora acertadamente variables naturales de su entorno y se transforma en un conjunto integrado a la imagen urbana general y al magnífico panorama que conforman la rivera del río Mapocho y el cerro San Cristóbal. Su diseño contempla tres edificios de oficinas de 23 pisos, centro de convenciones, bulevar gastronómico y una zona comercial y de servicios que se emplazan en un parque privado de uso público, de aproximadamente cuatro hectáreas, que con sus jardines y paseos sirve de base a los edificios y de lugar de esparcimiento para usuarios y la comunidad en general.
Este desarrollo supo combinar innovaciones arquitectónicas, tecnológicas y de sustentabilidad, que le permitieron disminuir su impacto. Sumado a un paisajismo ajustado a las características naturales, eso favoreció su incorporación al entorno, revelando con su flora cambios estacionales y aportando color y espacios de escala urbana.
Uno de los mayores desafíos fue el diseño y construcción de la cubierta verde que corresponde al cielo del primer subterráneo, denominado zócalo y que cubre el bulevar gastronómico y el Centro de Convenciones. Se trata de una gran cubierta de nueve mil m² aprox., donde se emplaza una extensa área verde, con moderno mobiliario urbano, iluminación controlada, jardines, ciclovías y paseos peatonales recreacionales. En términos arquitectónicos, la idea fue continuar los lomajes de los parques Uruguay en Providencia y Bicentenario en Vitacura, con una cubierta vegetal de doble curvatura llamada Losa Llareta, bautizada así por su similitud con esta especie vegetal típica del altiplano andino. Ello hace un importante aporte a la consolidación de las áreas verdes que dan marco a Avenida Andrés Bello, otorgándole un carácter de parque intercomunal.
Junto con ser un proyecto inmobiliario, se diseñó como un proyecto paisajístico que abrió el borde del río Mapocho a la comunidad, innovando no solo en lo constructivo “y en el hacer ciudad”, sino también en la concreción de proyectos de gestión público-privada.

Atika entregó Premio Vivienda ISU 2017. Atika por tercer año consecutivo auspició el Seminario de Actualidad Inmobiliaria y participó en el Premio ISU 2017. En esta oportunidad su directora ejecutiva, Muriel Khamis, entregó el reconocimiento en la categoría de Vivienda, en el marco de su compromiso por entregar los mejores productos del mercado para proyectos de arquitectura y urbanismo del país que aporten al desarrollo sustentable del país.
La empresa se compromete con el uso responsable de los recursos naturales, especialmente en lo referente al consumo de agua y manejo forestal sustentable, ofreciendo productos que aportan al cuidado del medioambiente. Sus alianzas con las mejores marcas del mundo, tales como pisos de madera Boen, griferías y accesorios de baño Grohe y sanitarios Villeroy & Boch, le permiten tener productos vanguardistas en constante evolución, con el máximo estándar de calidad y tecnología que la caracteriza hace más de 39 años.