*

Más Deco

Aguas grises, reciclar, casas de veraneo, jardines, sustentabilidad, reciclar

Aguas grises: jardín a bajo costo

Las casas de veraneo son un costo adicional y, si separamos cada ítem, el agua es uno importante sobre todo en aquellas ubicadas en las zonas central y norte. Reutilizarla te puede ayudar a tener un lindo jardín sin necesidad de grandes instalaciones, como lo han hecho en Huentelauquén, La Herradura y Concón.


“Partimos usando el agua de los lavamanos, ducha y lavaplatos, y como la casa está construida sobre pilotes fue muy fácil direccionarla hacia el jardín por riego subterráneo”, cuenta Alejandra Burgos sobre el sistema de reutilización de aguas grises que implementaron en Huentelauquén, IV Región, zona que no cuenta con alcantarillado y donde el agua es muy escasa. Alejandra junto a su marido, Alfonso Guzmán, investigaron e implementaron un sistema sencillo en el que las aguas, sin mediar más filtro que la propia tierra, se reutilizan en el jardín. “El lugar es muy desértico y como esta es mi casa de veraneo el agua se usa en el jardín, diseñado con especies locales capaces de soportar el clima y vivir con 3 o 4 días de agua al mes. No riego jamás con otra agua”, cuenta Alejandra. Hoy además usan el agua del lavaplatos –que siempre contiene restos orgánicos–, que redireccionaron a otro sector donde se filtra por medio de piedras.
Tal como lo implementaron los Guzmán Burgos, el ingeniero civil industrial especialista en ingeniería ambiental Raimundo Bordagorry explica que el sistema de tratamiento de aguas grises es simple y hoy existe gran variedad de tecnologías. “Desde el punto de vista conceptual, solo basta con separar las aguas grises y drenarlas directamente a la tierra o huerta. De los sistemas que existen el más simple es un tanque acumulador que luego drena directo al jardín. Esto no genera malos olores, y si lo hace es porque algo orgánico cayó en el agua y la descompuso. Este estanque tiene varias posibilidades de mejora, como unos filtros de plástico que retienen los pelos y hacen que el sistema sea más eficiente, hay bombitas para regar, etc… pero hay que tener cuidado porque todo eso son puntos de falla. Ojalá que el sistema sea lo más pasivo posible, es decir que tenga lo mínimo de intervención mecánica”.
Como en Chile aún no existe normativa sobre la reutilización de las aguas grises, los sectores que no cuentan con alcantarillado son los candidatos perfectos para implementar estos sistemas, ya que solo se les exige una planta de tratamiento para las aguas negras como el caso en Huentelauquén y la casa del propio Bordagorry en Chicureo. “Ahí no hay alcantarillado, sino que utilizamos fosa séptica y después de esto un sistema de depuración para usar toda el agua gris de la casa”, cuenta sobre su procedimiento, que contempla la acumulación de aguas lluvias y que le permite regar la huerta de la casa. Bordagorry es enfático en aclarar que la cantidad de agua que se reúne en una casa con 6 personas no es suficiente para mantener verde un jardín, sino que sirve principalmente para sectores pequeños como huertos o un grupo de arbolitos. “En los condominios y los edificios hace mucho más sentido la reutilización del agua, porque podrían regar todas sus áreas verdes. En estos lugares se puede construir un solo estanque para todo el grupo de casas, y si no tienes alcantarillado la reutilizas”, concluye.

Un caso exitoso en nuestro país son los primeros edificios de la Cepal, ubicada en Vitacura, que cuentan con un sistema de reutilización de aguas grises además de acumulación de aguas lluvia.“En la Cepal recirculan el agua en una laguna y la usan para regar. Es un edificio ícono y tienen todo un sistema de canaletas que captan el agua”, explica Bordagorry.

Sustentabilidad al borde de la ley
A pesar de ser una medida fácil de implementar cuando se está construyendo una casa, menos del 1% de los hogares en Chile reutilizan sus aguas grises, y esto se debe principalmente a que no existe una legislación al respecto. “Los proyectos que se hacen actualmente podrían ser considerados como ilegales, ya que la norma actual exige un certificado de dotación de agua potable y alcantarillado provisto por la compañía correspondiente, en el cual para ser aprobado no se permite la reutilización de las aguas”, explica César Labbé, arquitecto de la oficina Construcción y Arquitectura Sustentable, CoArS. El arquitecto, que actualmente se encuentra desarrollando proyectos en Pucón y Villarrica, es responsable de varias construcciones sustentables en Santiago y la IV Región, entre ellas la construida el 2015 en La Herradura. “En esta casa las aguas grises pasan por un filtrado de triple cámara para finalmente ser bombeada y llevada al estanque de acumulación superior, donde se inicia el sistema de riego por goteo”, explica.
Roberto Cristi, de Worc Arquitectos, también tiene un proyecto sustentable en Concón, en una zona que cuenta con alcantarillado, pero aun así quisieron darle un enfoque ‘ecofriendly’ con estrategias pasivas de sustentabilidad. “La orientación completa de la casa está en función del recorrido del sol; en el living y comedor construimos una especie de invernadero donde puedes plantar una huerta, tiene un sistema de ventilación que genera flujos de aire y además la aislación fue hecha con EIFS para hacerla eficiente en cuanto a confort climático”, explica Cristi. En cuanto al sistema de aguas, se realizaron dos proyectos, uno el del alcantarillado, al que se le sumó un segundo sistema con cañerías independientes que recogen las aguas del lavamanos, la tina, la cocina y el lavadero. Todo esto se va por un ducto especial y decanta en un estanque para su reutilización en el riego.

Eficiencia al máximo
Si bien la reutilización de aguas grises no es suficiente para mantener un jardín promedio con pasto, si elegimos bien el diseño de esta área se puede regar en un 100%. Como explica la paisajista Alejandra Varas, el tamaño del jardín no dependerá de la cantidad de agua con que disponemos sino que con las especies elegidas. “Si tienes puras camelias vas a regar 50 veces más que si tienes cactus, por eso les recomiendo a mis clientes que utilicen especies como las cactáceas, suculentas y nativas como las yucas, los aloe, los agave, los baccharis y las manzanillas”.
Otro ítem importante a la hora de planificar esta zona es el sistema de riego, y los más eficientes son el subterráneo y el por goteo. En ambos casos las boquillas se pueden tapar, pero eso es independiente del agua que se utilice. “Eso depende de la cantidad de partículas que tenga el agua; por ejemplo, el agua de la llave tiende a generar sarro que a veces tapa los inyectores, mientras que en esta agua si el filtrado funciona correctamente debiese ser más pura en cuanto a material particulado que incluso la de la llave”, explica Labbé.
El Ministerio de Vivienda y Urbanismo, adelantándose a la ley, acaba de publicar en su web (http://csustentable.minvu.gob.cl) un documento con los estándares de construcción sustentable para viviendas y espacios públicos, donde el tomo III está dedicado al buen uso del agua. En este documento existe un capítulo sobre la implementación del sistema de captación de aguas lluvias y tratamiento de agua residual y otro sobre la reducción del uso del agua para irrigación de jardines de acuerdo con la realidad hídrica de las diferentes zonas de Chile. Un manual muy útil con la información necesaria para proyectar un jardín con la cantidad y el tipo de planta que debe tener para hacerlo eficiente según la zona de residencia.

Consejos. Una vez construida la casa es difícil y caro implementar un sistema de acopio y reutilización de aguas grises, por esta razón Bordagorry recomienda aprovechar ciertos circuitos que sí se pueden intervenir:

– Generalmente la lavandería es un circuito aparte, por lo que es más fácil de desconectar y redireccionar a un estanque o directo al jardín.

– Muchas casas de playa tienen duchas exteriores para limpiarse de la arena, esta agua también se puede reutilizar en el riego y no pasar por ningún sistema de tratamiento ya que la arena los puede colapsar.

– Por medio de un bypass se puede conectar el lavamanos y aprovechar esa agua para llenar el estanque del WC.

– Es necesario que el usuario tenga un buen manejo del sistema, que no tire comida, antibióticos, pesticidas, ni otros desechos orgánicos en el agua a reutilizar, porque estos van a generar problemas.

– Para saber cuánta agua gastamos diariamente hay que considerar que en promedio una persona usa aproximadamente 200 litros, de los cuales el 80% es reutilizable. Esta cifra puede variar según la zona, ya que en el Norte se consume menos agua que en el Sur.