*

Más Deco

1629251

A pie por Quinta Normal

El renacimiento de este recorrido clásico dentro de la capital se ha convertido, tras su remodelación, en uno de los circuitos culturales y familiares más interesantes en plena ciudad. Una mezcla de actividades que recuerdan la tradición de esta comuna y de lo que fue alguna vez, un paseo de fin de semana, donde la naturaleza y el aire libre eran los protagonistas.


Agradecimientos: Circuito cultural Santiago Poniente (Av. Libertador Bernardo O´Higgins 3349, edificio Planetario Usach/7182930)

36 hectáreas conforman uno de los ‘pulmones verdes’ más antiguos de Santiago. Así llaman a la Quinta Normal, por su gran parque donde la naturaleza reina. Un patrimonio que no se quiere perder según asegura el municipio de Santiago. Además, cuenta con uno de los circuitos más interesantes a su alrededor, siendo un recorrido de gran diversidad cultural y arquitectónica.

La historia de la Quinta Normal parte en la época de la colonia, donde su mayor desarrollo se vio orientado hacia la agricultura y alfarería. De ahí su nombre “Quinta Normal de Agricultura”, que se fundó como comuna el 6 de octubre de 1915.

En la década de los 40 comienza su expansión, tanto demográfica como de viviendas, comercio e importantes industrias. Su ubicación, en el centro poniente de Santiago, es uno de sus principales atributos, especialmente porque se puede llegar fácilmente por distintos medios.

Hoy se está renovando como comuna. Tras los daños provocados -fue una de las más afectadas después del terremoto del 27F- se comenzó su remodelación, que consiste en levantar nuevamente este emblemático patrimonio.

NACER DE NUEVO

Fundado en 1841, bajo el gobierno de José Joaquín Prieto, inicialmente se usaba para experimentación científica. Según la guía del Circuito Cultural de Santiago Poniente (circuitocultural.cl), hoy es un lugar “que conserva el carácter científico- cultural y de esparcimiento presente desde sus orígenes, albergando diversos museos y áreas verdes”.

2 mil 585 millones de pesos se invirtieron para remodelar el parque y las obras incluyeron una plaza de acceso oriente, una nueva laguna de botes y juegos de agua, que en la noche se transforman en un espectáculo de luces. Además, se extiende desde el actual acceso al Metro línea 5 por Matucana hasta el sector de la laguna, en un proyecto de 44 mil m².

La remodelación fue diseñada por el arquitecto Teodoro Fernández, y ejecutada por la empresa Ingeniería Integral Fray Jorge S.A. Finalmente, según declaraciones del ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez Mackenna, “esta intervención busca revitalizar el patrimonio histórico que significa el parque para todo el país”.

Sin embargo, surgieron diversas críticas, ¿por qué? El mal trato del lugar por parte de los visitantes; “A semanas de su reinauguración parque Quinta Normal presenta destrozos provocados por personas”, consignó La Tercera, en febrero de este año. ¿Somos capaces de valorar nuestro patrimonio?. Consultamos a la arquitecta Pía Montealegre, académica de la UDP y parte del Programa de Doctorado en Arquitectura y Estudios Urbanos UC, donde realiza una tesis sobre los parques y el proceso de modernización de la ciudad de Santiago en los siglos XIX-XX .

¿Cómo debe ser la urbanización de un parque? Depende de qué tipo de parque, hay unos que son de diseños más naturalistas, otros más bien para ir a explorar. El parque O’Higgins y el Quinta Normal, han ido incorporando programas que son más sofisticados como centros deportivos o museos. Entonces son distintas tipologías que van cumpliendo distintas funciones.

Elementos esenciales Hay distintos tipos de parques que cumplen distintos roles en la sociedad. El caso de la Quinta Normal es muy paradigmático porque es patrimonial y responde a una tipología de parque propia del s. XIX. Tiene elementos muy característicos como programáticos, jardines ornamentales y el uso de los estanques de agua, que en Chile es muy característico. Y eso es parte de un uso típico, que responde a nuestra cultura del uso del espacio público. Otro aspecto definitorio es su pasado como infraestructura para la promoción de la agricultura y experimentación. Esto lo abrió a muchos programas innovadores, como los museos, y que luego fueron reemplazando el uso agronómico de la quinta. Y todo ese programa es sumamente importante porque se ha desarrollado y está activo.

Críticas sobre la remodelación. El problema fue puntual de los días de inauguración y me parece que la gran moraleja que podemos sacar es que hay que estar felices de que tengamos esa cultura de espacios públicos y que inauguremos un parque y se replete así. Tenemos que aprender que, en esos primeros días, debe haber mucho más equipo humano y más despliegue con infraestructura de apoyo. Ahora, si tu vas a la Quinta Normal cualquier fin de semana, la vas a ver muy cuidada, por lo tanto uno podría decir: ‘se estabilizó, pasó la novedad y tiene una afluencia de público normal, está funcionando perfectamente’.

¿Cumple su función? Absolutamente. Los problemas que pudo haber tenido obedecen a una ingenuidad por parte de la administración en no prever la demanda. Pero creo que lo que pasó fue esencialmente un problema de exceso de carga de uso, y lo que tiene el espacio público es que si tú lo ves un poco desordenado tiendes a no cuidarlo, entonces es una reacción en cadena, y vandalizarlo también es parte de esto.

Daños. Falta que entendamos que el deterioro también es parte de la ciudad. Y si alguien siente que puede rayar encima de un edificio patrimonial, más que un problema es una reacción cultural. Responde a que no somos capaces de valorar el patrimonio o lo estamos valorando de otra manera. Creo que puede ser porque faltan espacios de expresión y la gente desborda en los espacios que se dan. La autoridad tiene que estar abierta a hacerse cargo, reponer y cuidarlo. Los parques son jardines que requieren mucho cuidado y reposición, no se puede llegar, abrir y esperar a que se vayan a mantener en buen estado.

Circuito Patrimonial Quinta Normal


Con la ayuda del Circuito Cultural Santiago Poniente recorrimos los lugares más simbólicos. Partiendoen la estación del Metro Quinta Normal que alberga un gran cuadro de Roberto Matta, “Verbo América”, en su interior, donado por el mismo artista. Saliendo de ahí los imperdibles:

Museo de la Memoria y Derechos Humanos

Edificio de 3 pisos rodeado de muros de cristal y con dos de sus fachadas cubiertas de cobre. Mediante exposiciones temporales y permanentes propone “una reflexión que trascienda la experiencia autoritaria para, a partir de ello, ayudar a construir un futuro de convivencia democrática basada en el respeto irrestricto a la vida y dignidad de las personas”, según la guía del CircuitoCultural de Santiago Poniente. Los arquitectos paulistas Mario Figueroa, Lucas Fehr y Carlos Dias fueron quienes ganaron el concurso, adjudicándose este espacio inaugurado en 2010 como proyecto Bicentenario.

W: museodelamemoria.cl

Museo de Arte Contemporáneo (MAC)

Este espacio de estilo neoclásico francés es obra de Alberto Cruz-Montt y está en manos de la Facultad de Arte de la Universidad de Chile. Presenta exposiciones nacionales e internacionales, que muestran las tendencias en la producción artística de los últimos 40 años.

W: mac.uchile.cl

Matucana 100

Es un centro cultural contemporáneo que presenta una variedad de actividades relacionadas con las artes visuales, fotografía, teatro, música, danza y cine, entre otras cosas. Está hecho de galpones que originalmente se usaban para el almacenamiento fiscal.

W: m100.cl

Biblioteca de Santiago

Es la más grande que hay en Chile, se ubica en un edificio construido entre 1928 y 1945, bajo una arquitectura fiscal de la primera mitad del s. XX. Hasta el año 2000 perteneció a la Dirección de Aprovisionamiento del Estado (DAE) y funcionó como bodega. En 2001 se entregó a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos para su remodelación, y su fachada fue declarada Monumento Histórico. El Ministerio de Obras Públicas hizo un concurso para su remodelación y otorgó a la oficina de arquitectos Cox y Ugarte el proyecto. Es pública y concentra una amplia gama de libros y actividades culturales.

W: bibliotecadesantiago.cl

Museo Artequín

Edificio con una arquitectura de estilo art nouveau, que además de sus exhibiciones incentiva y promueve el arte a través de distintas actividades. Se construyó en Francia, en 1889, para representar a Chile en la Exposición Universal de París, donde se celebró el Centenario de la Revolución Francesa. Además, se hizo desmontable para poder traerlo de regreso a Chile.

W: artequin.cl