*

Más Deco

De izquierda a derecha: Sebastián Preece (45), Lina Rojas (45) y Manuel Peralta (50).

_ Un Espacio

Con ustedes, un lugar que abunda en armonía arquitectónica y artística, que hace un rescate de galpones antiguos que alguna vez tuvieron otra vida. Ubicado en Independencia, este espacio de creación y experimentación muestra y determina la obra según el lenguaje de los galpones, rompiendo y explorando, siempre con respeto.


En ciertas partes del globo existen lugares así, pero esta reportera jamás había visto algo similar aquí en Chile. Se trata de 13 galpones que antiguamente fueron fábricas de telas y carpintería, por allá por los años cincuenta, y que por muchos años estuvieron abandonados. En Independencia, solo utilizando 6 de la totalidad de los espacios, y ubicado en un predio y barrio de casas de baja altura y de fachada continua, el 20 de octubre de 2018 se hizo la apertura de _un espacio, un lugar de sobrecogimiento arquitectónico y artístico. Es un espacio enorme de cerca de 5 mil m², pero es ‘el’ espacio; o como juega su nombre, un espacio sin vanidad ni pretensiones, que nos invita a adivinar qué ocurrirá allí adentro. De afuera, de hecho, se vislumbra como cualquier otro espacio. Pero no.
Aquí lo que hacen Sebastián Preece (artista), Manuel Peralta (arquitecto) y Lina Rojas (arquitecta) es magia ‘pobre’, de la nada, desde lo poco, desde la falta del objeto. Abrieron un día soleado y mostraron al mundo su modo único de hacer arte, explorando la capacidad matérica y estructural del recinto, convirtiéndolo en un cuerpo vivo en el tiempo. Así, comenzaron limpiando –un proceso largo–, sacando los restos de lo que alguna vez fue –máquinas, hilos, maderas–, para después intervenir la estructura de los galpones. Y ahí aparece el arte. “Aquí se muestran obras que no tienen cabida en una galería de arte o un museo, por varios motivos: su temporalidad, los museos son mausoleos intocables, las exposiciones en las galerías duran 1 mes, en cambio acá uno puede tener procesos creativos de largo aliento. Podemos sacar el techo, podemos dejar que se inunde, o sea podemos trabajar con el espacio, no simplemente instalarnos en él. En cierta medida este espacio es de experimentación artística, aquí no exhibimos productos, sino que el producto mismo es el espacio. La primera etapa fue la limpieza y orden del lugar, y a partir de eso empezamos a descubrir las propias obras. En mi caso, mi proceso siempre tiene que ver un poco más con la arqueología, con espacios de arquitectura, así que aquí no solamente limpiamos y dejamos aparecer las huellas del lugar; al final el cuerpo escultórico es el mismo lugar”, detalla Sebastián.
Este, según lo definen sus creadores, es un espacio público que se relaciona con las inclemencias del sistema. “Alguien lo puede rayar, alguien se puede subir, es una estructura de relación pública interesante. Cuando la arquitectura pierde la función, se transforma en un objeto, y este sería el caso. Nosotros estamos acá trabajando todos los días, y para venir se puede agendar una visita, se puede ver el proceso de trabajo. También tenemos aperturas oficiales”, detallan.
Además de su impronta –que juega entre la desolación y la potencia artística–, el barrio donde se ubica es primordial para su experimentación. Es un lugar cercano a puntos emblemáticos del Santiago antiguo, muy cerca de la calle Inglaterra, a pasos de las viviendas que construyó el arquitecto Luciano Kulczewski y que son patrimonio, a tres cuadras de la casa de la ‘tía’ Carlina –un lugar de remolienda–, del hipódromo… “La misión del proyecto, los dos primeros años, se va a definir por la caracterización de la misma obra; no hay una curatoría específica, la idea es que a través de las obras se definan la cualidad y calidad del lugar. Es un proyecto independiente que no tiene calendario de programación, las aperturas las hacemos los sábados en la mañana, y la idea es que la gente venga con niños. Esto además se hace a esa hora para aprovechar la luz del lugar”, agregan.

“La primera Muestra Flash será el 15 de diciembre y están todos invitados”.

Las muestras Flash
Los primeros dos años este equipo de creativos va a trabajar con muestras esporádicas de dos semanas denominadas Muestras Flash; el asunto trata de invitaciones a artistas nacionales para que muestren su trabajo en _un espacio, pero que entren y salgan, algo rápido. “Es un espacio abierto, la idea es vincularse a todos pero no amarrarse a nada. Además el espacio tiene muchas características latinoamericanas, ya que no es perfecto, eso es muy interesante, ojalá por eso mismo nos gustaría trabajar desde México a Chile, encontrar gente que trabaje de manera similar”, terminan. unespacio.cl @_unespacio